Repudian dichos de Bosch

Los vecinos del barrio Santa María de las Pampas expresaron su repudio a los dichos del secretario de Obras y Servicios Municipales, Diego Bosch. "Nosotros no le pedimos la plata para pagar el canal de cable. Pero además está ahí para encontrar soluciones", dijo Daniel Alias, el vecino que hizo público el grave problema que padece el barrio. Acompañado por Gabriel Puhl, detalló la gravedad del problema y repudió los dichos del funcionario comunal.

Bosch, ante el problema revelado y el reclamo de intensificar el servicio del camión atmosférico, patinó. "Muchos de los que eligen que sus hijos chapoteen en la mierda tienen TV por cable", dijo. También la presidenta provisoria de la Comisión Vecinal, Claudia Zelarrayán, tuvo su reproche al exabrupto del funcionario municipal.

Alias dijo que "vimos las declaraciones de Bosch. Y es lamentable. No puede ser tan hueco al hablar del tema".

Dijo que "lo único que te puedo decir es que lo minimizan. Dicen que lo van a solucionar más adelante, cuando terminen otros barrios. Que va a ser dentro de cuántos años. No tienen idea del problema que es".

"Todos saben del problema del barrio Santa María de las Pampas, vinieron para la campaña. Lo tienen que solucionar", dijo Alias acompañado por otro vecino.

"No sabemos qué hacer. Si ir a tirar un camión cargado de residuos adelante de la Municipalidad o adelante del IPAV para ver qué solución le encuentran. Y para que se den cuenta del problema. También puede ser adelante de la casa de Bosch", dijo Alias.

El vecino remarcó que "si un barrio tiene un problema, le contestan de una manera pero a nosotros nos tratan así, como si fuéramos menos".

Alias también apuntó a la culpa de la empresa y de los funcionarios del IPAV. "Cuando se hizo esto, lo primero que hicieron fueron los pozos ciegos. Cuando empezaron a cavar encontraron tosca, y no siguieron. Algunos pozos tienen 90 centímetros", dijo.

Detalló la gravedad del problema: algunas zonas altas tienen pozos profundos. "Estos pozos filtran. Pero se encuentran con tosca y empieza a escurrir, a bajar. Y desmoronan otros pozos, los más bajos. Es un desastre".

Dijo que primero los vecinos se peleaban entre ellos. "Algunos vecinos tiran el agua del lavarropas a la calle. Yo hago eso. Pero otros, cuando se les llena, por el respiradero, vuelcan los residuos a la calle, y es un desastre".

"Esto hizo que nos peleáramos entre los vecinos. Pero, por ejemplo, nosotros fuimos a ver la casa de la vecina que tiraba agua, pero nos dimos cuenta que tenía un pozo que se le llenaba enseguida", explicó Alias.

Aseguran que "ahora van a dejar esto para otra elección. Esto se inauguró de apuro para una elección. Y se van a empezar a mover cuando coincida para otra elección, pero esto no da para más".

Comentá la nota