Repudian la agresión al busto de Evita

La escultura del rostro de Eva Perón apareció ayer pintada de negro. "Este viejo odio nos supera", expresó el presidente del Consejo Provincial del Partido Justicialista (PJ), José Cáceres. En tanto, el ministro Giano acusó a Alfredo de Angeli por el ataque.
La escultura del rostro de Eva Perón apareció ayer pintada de negro. Desde el PJ repudiaron el hecho. “Este viejo odio nos supera. Este duelo, esta agresión, son incomprensibles", expresó el presidente del Consejo Provincial del Partido Justicialista (PJ), José Cáceres.

"Hay dos festejos en contra de la democracia. Uno, por suerte, es en las cárceles de todo el país por la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida. El otro está en la puerta de la Casa de Gobierno de Entre Ríos, donde acaban de pintar de negro, del color del duelo por la democracia, el rostro del busto de Evita. Sinceramente, nos sentimos muy sorprendidos, tristes, muy incómodos. Este viejo odio, este viejo rencor, verdaderamente nos supera", expresó Cáceres.

Asimismo manifestó que "como peronistas, queremos rescatar el retorno de la democracia, ese 10 de diciembre de 1983, aun cuando nosotros hayamos perdido esas elecciones. Este duelo, esta agresión, son incomprensibles".

Por su parte, el presidente de la cámara de Diputados, Jorge Busti, sostuvo que la agresión realizada durante la marcha de los ruralistas a la Casa de Gobierno “empaña” los festejos por los 25 años de democracia y también “mancha” la protesta de estos sectores.

“Es un acto de intolerancia”, apuntó el ex-gobernador, y aclaró: “No creo que esté la mano de un pequeño y mediano productor. Está la mano de alguien que aprovechó la circunstancia para hacer esto y empañar un día que es de todos y un reclamo que ahora queda manchado”.

“Si hago una movilización frente a Casa de Gobierno y soy dirigente, soy responsable de todo lo que pasa”, aseguró

Busti consignó que la agresión a la imagen de Eva Perón es “el crespón negro” de la celebración por los 25 años de democracia en Entre Ríos. El ex mandatario dijo que al ver el busto con la cara pintada de negro sintió “un profundo dolor”. “Es como si en una concentración de peronistas se repudiara a figuras emblemáticas, como Hipólito Yrigoyen (del radicalismo) o Alfredo Palacios (del socialismo)”, estimó.

“Evita representa una vida de lucha por los humildes de la Patria. No es cualquier cosa. Es una figura muy querida y muy emblemática dentro del peronismo y del pueblo argentino. Este es un hecho que no tiene explicación”, definió.

Comentá la nota