"Repudiamos las amenazas hechas a Héctor Bottazzi"

El Secretario de Gobierno fue el portavoz municipal a la hora de condenar la amenaza de muerte que el remisero Bottazzi denunció haber recibido. El funcionario aprovechó la oportunidad para referirse a la regularización de la actividad remisera. Comentó que ya fueron entregadas habilitaciones a 25 de los 352 aspirantes que siguieron los trámites correspondientes.
La Municipalidad de San Nicolás, repudió públicamente las amenazas que el remisero Héctor Bottazzi denunció haber recibido esta semana. El secretario de Gobierno, Marcelo Del Lavo, fue el portavoz de esta declaración oficial. "Son hechos que no condicen con el Estado democrático en el que estamos viviendo, ni con la conducta de Bottazzi en defensa de los remiseros", dijo.

Es que el denunciante de las amenazas es uno de los principales interlocutores de los trabajadores remiseros ante el Departamento Ejecutivo, en el marco del actual proceso de extensiones de licencias y habilitaciones. Aunque reconoció que "tenemos duras discusiones", Del Lavo enfatizó que "Bottazzi siempre demostró su hombría de bien".

Según fuera denunciado, el pasado lunes se habría producido un llamado que fue atendido por una empleada de la empresa para la que trabaja Bottazzi. Del otro lado de la línea, una voz que no se identificó habría expresado: "Díganle al Pato Bottazzi que lo vamos a matar a él y a su familia, y que le vamos a quemar el auto y la casa". El remisero radicó la denuncia penal ante la Unidad Funcional de turno, con copia a la jueza de Garantías, doctora María Eugenia Maiztegui.

Por otra parte, Del Lavo comentó acerca de la última reunión mantenida con alrededor de 30 trabajadores del sector. Explicó que el motivo de la convocatoria fue el de "aclarar y dar un corte a esta primera etapa de regularización del servicio de remis en nuestra ciudad".

Hay que recordar que con esta meta primordial, el Departamento Ejecutivo obtuvo en 2008 la aprobación de una nueva ordenanza para una actividad que -como lo comentara el Secretario de Gobierno- "no está dejando conformes ni a los usuarios ni a los propios trabajadores".

El libro

Aquella ordenanza -diseñada por el Ejecutivo y aprobada luego por el Concejo Deliberante- comenzó a regir en octubre del año pasado, cuando se abrió un libro de aspirantes para conducir remises. Inicialmente se habían inscripto en ese primer registro alrededor de 700 postulantes, pero el libro debió ser reabierto luego de que fuera Bottazzi uno de los principales conductores de un reclamo sectorial: el que sostenía que mucha gente había quedado fuera de esa nómina.

Reabierto el libro a través de una nueva ordenanza, en la lista quedaron asentados algo así como 1.100 nombres. De ese millar, y según lo comentado por Del Lavo, sólo 352 aspirantes fueron los que se embarcaron en una segunda instancia, continuando los trámites en busca de una de las 540 obleas que el Ejecutivo extenderá para el total del parque de remises.

"Para esos aspirantes, ya se emitieron 25 licencias nuevas. Actualmente, contando a los que ya estaban y los nuevos, tenemos 205 remises habilitados", explicó Del Lavo, quien comentó que "hemos comunicado a los remiseros que terminen el trámite antes del 30 de setiembre".

Luego de esa fecha límite -y en el caso que queden obleas disponibles- será reabierto nuevamente el libro de aspirantes. También advirtió Del Lavo que aquellos aspirantes que luego de inscribirse en el libro no continuaron las tramitaciones en busca de una oblea, quedarán descartados y deberán volver a inscribirse.

A las empresas

En este marco de situación, y ante la eventual frustración de aquellos aspirantes que quedaron o quedarán sin posibilidades de entrar en regla, Del Lavo fue consultado acerca de una probable conexión entre esta circunstancia y las amenazas denunciadas por Bottazzi: "El que tuvo voluntad de inscribirse para obtener una licencia, tuvo la posibilidad. Si no lo hizo, es porque no le interesa. Lo que tenemos que hacer es cuidar la actividad para que sea rentable para los trabajadores y, a su vez, eficiente para el usuario".

El Secretario de Gobierno subrayó además, que "hemos tenido reuniones con los propietarios de todas las agencias remiseras, para notificarles debidamente quiénes eran todas las personas que se habían anotado como aspirantes".

La referencia tiene que ver con la obligación de las empresas a recurrir al libro de aspirantes, a la hora de contratar remiseros. "Hicimos esto para que no se sigan sumando a la actividad personas que ejercen en forma circunstancial, y que están perjudicando a aquellos otros remiseros que ya están habilitados hace tiempo y los que están haciendo los trámites para obtener sus obleas".

En este sentido, instó a las empresas a "ser responsables" y únicamente tomar "coches y conductores que figuren en los padrones que les estamos pasando".

Comentá la nota