La UCR repudia la intención de privatizar el juego

El Bloque de Diputados Provinciales de la Unión Cívica Radical no acepta la intención del Bloque Justicialista de tratar, en la sesión del día de la fecha, de manera intempestiva, un proyecto que cuenta con la sanción del Senado, que pretende –bajo la máscara de una Ley de Turismo– introducir la privatización de los juegos de azar en la provincia de Entre Ríos.
Desde nuestro bloque ratificamos la oposición terminante a avalar esta iniciativa, que abriría peligrosamente las puertas a un proceso indiscriminado y gravoso de instalación de salas de juegos de azar en "emprendimientos turísticos" cuya declaración de interés provincial dependería sólo de la discrecionalidad del gobernador de turno.

Rechazamos también enfáticamente el argumento falaz que esgrimen los defensores de este absurdo y sospechoso intento de privatización encubierta, que señala los actuales déficits y problemas de las salas de juego del IAFAS, aspectos negativos atribuibles a la mala gestión de sus responsables, que deberían ser fácilmente revertidos con administraciones sanas y eficientes.

Ratificamos nuestra invariable postura en pos de mantener el monopolio estatal de la explotación de los juegos de azar, en defensa de los ingresos del IAFAS, y de los intereses de sus trabajadores y de todos los entrerrianos.

Postura

El presidente de la comisión, Daniel Bescos, "les enviamos copias de los borradores, de las modificaciones que se han hecho, y nos comprometimos a trabajar otro dictamen que se adecue más a los intereses de ellos (los trabajadores). En eso quedamos", explicó al respecto Bescos.

"Estamos abiertos al diálogo hasta la próxima sesión", aseveró.

De todos modos, remarcó la necesidad de "plantear una propuesta y modificar un sistema que realmente no beneficia a los intereses del Estado. Nosotros decimos que debe beneficiar al Estado, salvaguardar los intereses del organismo y fundamentalmente de los trabajadores".

"No estamos en contra de los trabajadores, pero también estamos a favor de un Estado que no puede seguir perdiendo con un sistema que es obsoleto", sostuvo en ese sentido.

Por último, remarcó que en la nueva normativa "se garantizarán los derechos adquiridos de los trabajadores".

Comentá la nota