Republicanos y demócratas vuelven a medir fuerzas

Primeros comicios tras el triunfo de Obama
WASHINGTON.- Estados Unidos celebrará hoy elecciones a gobernador, alcalde y otros cargos locales en varios estados y ciudades, que servirán para tomar el pulso político al país, por primera vez desde la victoria electoral de Barack Obama hace un año.

Los analistas coinciden en que los comicios serán un termómetro confiable de cara a la vital batalla electoral entre republicanos y demócratas para renovar el Congreso en 2010.

Además de las citas electorales para elegir gobernador en Virginia y Nueva Jersey, los votantes en varios distritos electorales de Nueva York y California decidirán quién cubre dos vacantes en el Congreso. Habrá también elecciones a las alcaldías de Nueva York y Atlanta. Además, el estado de Maine celebrará una consulta sobre la aprobación o no del matrimonio gay y en Ohio se decidirá si se permite que haya casinos.

Las encuestas dan como favorito en Virginia al aspirante republicano, Bob McDonnell, con una ventaja en los sondeos de más de diez puntos sobre el demócrata Creigh Deeds. De confirmarse los resultados de las encuestas, los demócratas perderían un estado en el que han gobernado los últimos ocho años.

La victoria republicana sería, además, dolorosa para los demócratas, después de haber elegido ese estado a un presidente demócrata en las elecciones del año pasado por primera vez desde 1964.

En Nueva Jersey, feudo tradicional de los demócratas, el actual e impopular gobernador, Jon Corzine, lleva una ligera ventaja sobre el republicano Chris Christie. La contienda se ha visto alterada por la aparición de un tercer candidato, el independiente Chris Daggett, un ex funcionario experto en asuntos ambientales que no tiene ninguna oportunidad para ganar, pero sí podría tener un impacto en los resultados.

Varios analistas políticos han señalado estos días que el interés en los candidatos independientes refleja un sentimiento "anti-statu quo" que podría tener consecuencias para los dos grandes partidos en las elecciones legislativas del año que viene.

En Nueva York se da por descontado que el alcalde Michael Bloomberg conseguirá de nuevo la victoria tras haber gastado más de 100 millones de dólares de su propia fortuna para asegurarse un tercer mandato consecutivo, en la campaña auto-financiada más cara de la historia de Estados Unidos.

Los comicios de hoy, según los analistas, serán un indicador de cómo ha recibido la ciudadanía las políticas de Obama y servirán, además, para ver si los republicanos han logrado superar sus diferencias internas para recuperar algo del poder perdido.

Comentá la nota