Repsol planea colocar parte de YPF en las bolsas de Nueva York y San Pablo

El presidente de la petrolera sostuvo en Brasil que la inversión de u$s 15.000 millones que les demanda la compañía argentina es "demasiada" para el balance de Repsol
La compañía petrolera Repsol mantiene su intención de desinvertir en YPF y, para ello, estudia la posibilidad de colocar parte de su capital no sólo en la Bolsa de Nueva York y Buenos Aires, sino también en la de San Pablo, según aseguró el presidente de la petrolera, Antonio Brufau, quien no descartó la posibilidad de que ingrese un socio industrial, informó ayer la agencia EFE.

En un encuentro con periodistas en Río de Janeiro, Brasil, Brufau señaló que la inversión de u$s 15.000 millones de dólares que supone YPF es "demasiada" para el balance de Repsol, que, no obstante, quiere mantener una posición de control en la Argentina.

El ejecutivo volvió a ratificar que Repsol no quiere "malvender YPF" y que la desinversión será hecha con "tranquilidad y sin perder el norte", cuando suponga "creación de valor".

Al ser consultados por El Cronista, voceros de YPF en la Argentina prefirieron no hacer comentarios sobre los anuncios de Brufau.

Repsol ya dio ingreso a un socio local en YPF cuando acordó, a fines de 2007, con el grupo argentina Petersen, liderado por Enrique Eskenazi, la venta de un 15% del capital, que se concretó en febrero del año pasado, y la opción de comprar un 10% adicional que la firma local aún no ejerció pero que, según destacó el titular del grupo local en varias oportunidades, espera el mejor momento para hacerlo. Al momento de firmar el acuerdo, dos años atrás, YPF fue valuada en u$s 15.000 millones.

Según Bufrau, el ingreso del Grupo Petersen permitió que la empresa "funcione mejor" y que haya dejado de ser un problema en la Argentina.

Dos años atrás, la compañía anunció su intención de sacar a Bolsa un 20% adicional de YPF, pero la iniciativa se postergó por la inestabilidad de los mercados provocada por la crisis financiera.

Brufau volvió a insistir en que la salida a Bolsa se hará "tan pronto como veamos la oportunidad" y en los mercados donde haya "apetito" de acciones como las de YPF, entre los que destacó el de Nueva York, Estados Unidos, donde ya está listada por la SEC, y San Pablo, Brasil cuya negociación diaria (u$s 2.000 millones) supera ampliamente a la de la Bolsa de Buenos Aires, que mueve u$s 500 millones diarios, informó EFE.

Sin embargo, aclaró que también le gustaría colocar YPF en el Mercado de Valores de Buenos Aires (Merval) porque quiere que accionistas privados argentinos pidan cuentas a la petrolera. En octubre pasado, altas fuentes de la compañía habían asegurado que tenían previsto colocar entre 20% y 25% de YPF entre pequeños inversores de la Bolsa "a más tardar en el primer trimestre de 2010".

En Río de Janeiro, Brufau no descartó la posibilidad de vender directamente una participación a un socio industrial o a varias compañías. Días atrás, el director general de Operaciones de Repsol, Miguel Martínez, dijo que no había "avances significativos" en las negociaciones para vender YPF a la Corporación Nacional China de Petróleo (CNPC) y a China National Offshore Oil Corporation (CNOOC). Además, Martínez aseguró en Madrid el jueves que Repsol planeaba quedarse con entre 25% y 50% de YPF, desde el 85% que controla hasta hoy.

Comentá la nota