Reprochan actitud oficialista del Defensor del Pueblo

Ante las declaraciones del Defensor del Pueblo, vinculadas a la situación de los servicios públicos, el presidente del Bloque de Diputados de la UCR , Martín Hernández indicó que “la posición del Defensor del Pueblo, de justificar la improvisación del gobierno provincial es vergonzosa”.
El legislador señalo que “ahora resulta que el gobierno, tras 13 años de decidida connivencia con las empresas privatizadas, de descontrol absoluto y ausencia planificación, no tiene ninguna responsabilidad en la bochornosa situación de los servicios públicos, y que además ha planificado de tal manera sus pasos que los formoseños en un futuro “siempre próximo” tendremos luz y agua sin problemas”.

“Gialluca no debe olvidarse que su función no es defender al gobierno, sino al pueblo y el pueblo en materia de servicios públicos, hace mucho esta sufriendo la improvisación y la connivencia del Estado Provincial con las empresas, que no pudieron o no quisieron tomar el toro por las astas, y tanto EDEFOR como Aguas de Formosa hicieron lo que quisieron en esta provincia como si fuese una zona liberada de multas y controles”, aseguró Hernández.

Recalcó que “si no quiere (el Defensor del Pueblo) investigar al gobierno, por lo menos que tenga la delicadeza de dejar que sean los funcionarios del área que corresponda quienes salgan a explicar y a defender”.

Enfatizó que “seguramente que todos estamos esperanzados en la famosa obra de 500 kW que se anuncia hace 10 años, y que parece que después de tantos años las obras de extensión de redes de alta tensión tendrán comienzo, pero sin duda que 13 años, y los que todavía restan para que podamos “disfrutar” de los planes del gobierno, resultan un bochorno, y una clara muestra de improvisación”.

Hernández dijo que “el defensor del pueblo miente, cuando dice que el gobierno “cuenta con algo mas que un plan de contingencias”, porque todas las noches los formoseños vemos en los cortes y en la baja tensión que no se tratan de contingencias, sino de la permanente realidad”.

El parlamentario destacó que “en vez de salir a defender al gobierno, lo que debería hacer el Defensor del Pueblo es indagar un poco más sobre las responsabilidades de los órganos de control y del gobierno provincial en su conjunto, y se va a dar cuenta que esta situación a la que se ha llegado no es fruto de la casualidad, sino que se trata del resultado previsible de una relación de connivencia entre la empresa y el Estado provincial”.

Por ultimo Hernández recordó que “todavía estamos esperando respuestas del gobierno respecto de la convocatoria a una reunión que pedimos para sentarnos en una mesa y poder discutir soluciones, entre las empresas, las asociaciones de consumidores, el EROSP, la subsecretaría de defensa del consumidor, entidades empresarias y de comercios, pero resulta evidente que acá, mientras todos esperamos, el gobierno no está dispuesto a dialogar”.

Comentá la nota