Reprimieron con gases una manifestación de UPCN

Protestaban por reclamos salariales frente a la Casa de Gobierno. No hubo heridos, sólo corridas y gritos.
NEUQUÉN (AN).- Ante el inminente encendido de cubiertas frente la puerta de acceso de la Casa de Gobierno, la Policía desalojó con gases lacrimógenos y balas de goma a no más de medio centenar de trabajadores del ministerio de Desarrollo Social, enrolados en el gremio de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), que esperaban respuesta a un petitorio con una serie de reivindicaciones, entre ellos una suba salarial.

Sorprendió el desenlace violento que tuvo el reclamo gremial. Por un lado porque se trató de un reducido número de manifestantes y por otro porque en las cinco horas que llevaba la protesta nada hacía prever un desborde de violencia, traducido en el siempre intimidante estampido de los escopetazos.

"Se trató de sacarlos del lugar cuando estaban a punto de encender las cubiertas. Se quiso evitar un desborde mayor. No hubo ningún tipo de agresión física hacia los manifestantes, que finalmente se retiraron a la plaza, donde se les había pedido que se ubicaran", dijo el jefe de Seguridad de la Policía, Daniel Rojas, que comandó el accionar del grupo antimotines.

"No tenían ninguna necesidad de tirarnos balas ni gases, porque si bien habíamos colocado las cubiertas no pensábamos quemarlas", dijo José Luis Tapia, miembro de la comisión directiva de UPCN.

"Los trabajadores están hartos del manoseo, el maltrato y la improvisación del ministro César Pérez y sus funcionarios para resolver el conflicto. El gobierno, en lugar de buscar una salida a través del diálogo, utiliza la mentira y la violencia como respuesta", explicó Luis Querci, secretario Gremial del sindicato.

No hubo heridos y la represión se redujo al lanzamiento de gases y balas de goma, ya que los manifestantes de inmediato cruzaron la calle y se retiraron a la plaza. En pocos minutos el humo de las granadas se disipó y volvió la calma.

Rojas les entregó a los manifestantes una nota firmada por la ministra de Coordinación, Zulma Reina, mediante la que convocó al gremio para el miércoles a las 10, en lugar a designar, par abordar la situación con representantes del Poder Ejecutivo.

"¿Puede entenderse que tuviéramos que estar todo el día en la calle, que amontonáramos cubiertas en la vereda, para que nos dieran esta nota?", planteó con indignación Tapia. Los trabajadores de Desarrollo Social de UPCN piden aumento salarial, pase a planta de 1.000 trabajadores que están bajo programa; recategorizaciones; y paritarias.

Comentá la nota