Los represores mendocinos irán a juicio el 11 de marzo del 2010

Se separó a Menéndez, porque estará en Tucumán en otro debate judicial
Y finalmente llegó el día tan esperado para los organismos de derechos humanos. Ayer, el Tribunal Oral Federal Nº1 comunicó a todas las partes involucradas que el primer debate oral y público por delitos de lesa humanidad en Mendoza se realizará el 11 de marzo.

En total se sentarán en el banquillo de acusados nueve personas, entre militares y policías, acusados de las muertes y/o

desapariciones de veinte personas.

Sin embargo, el gran ausente será el ex comandante del III Cuerpo Luciano Benjamín Menéndez, que para esa fecha estará en otro juicio, en Tucumán, junto al ex general, Antonio Bussi.

la espera. Desde el 2003, cuando las leyes de obediencia debida y de punto final fueron derogadas, los organismos de derechos humanos comenzaron a reclamar porque se realizaran los juicios en Mendoza.

Debido a eso, los familiares de desaparecidos, nucleados en el Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH), recibieron felices la noticia de que el 11 de marzo se realizará el primer juicio en Mendoza.

Sin embargo, tanto Elba Morales como Pocha Camín, del MEDH, explicaron que desde los organismo también se pide que se extienda el rango de los imputados, ya que sólo se juzgará a los más altos y no a los medios.

De la misma opinión fue Ernesto Espeche, miembro de HIJOS, quien afirmó que es una buena noticia, pero también solicitó que se juzgara al resto de las personas que "torturó, violó y asesinó y que eran de rango medio", como así también a los "cómplices eclesiásticos y políticos".

el debate. Según explicaron desde la Justicia federal, el debate reunirá 14 causas, aunque hay una que está en revisión y es la que contiene las muertes de Francisco Paco Urondo y Alicia Raboy.

Asimismo, hay tres causas que podrían agregarse y que fueron elevadas a juicio en las últimas semanas, las de Bustelo, Alcaráz y Rodríguez, Arturo.

A pesar de figurar como imputado en las 14 causas, el general Luciano Benjamín Menéndez no será enjuiciado en esta oportunidad, ya que estará en Tucumán bajo otro proceso judicial, junto al ex gobernador de esa provincia Antonio Bussi, por lo que su proceso será realizado una vez que ese juicio termine.

Uno de los que sí estará sentado en el banquillo será Tamer Yapur, quien fuera interventor en la provincia, por las causas de privación ilegítima de la libertad y/u homicidio de Lidia de Marinis, Juan Gutiérrez y María Alvarado, Nicolás Brizuela y Antonio García, Salvador Moyano, Gerónimo Morgante, María Leonor Mercuri, María Inés Correa Llano y Carlos Jacowezyk, Domingo Britos y Aníbal Torres, Rafael Olivera y Nora Jurado, Ricardo Sánchez Coronel y Antonio Molina.

En el caso del ex coronel Orlando Dopazo, figura en las causas Torres y Britos, Urondo, De Marinis, Gutiérrez y Alvarado, Hugo y Julio Talquenca, Olivera y Jurado, Brizuela y García, Mercuri, Morgante, Correa Llanos y Jacowezyk, Sánchez Coronel y Molina.

Tanto Yapur como Juan Agustín Oyárzabal son los dos imputados con más causas, mientras que Smaha tiene tres, al igual que Fernández Miranda.

En tanto, en la única causa en que no figura ninguno de los cuatro es en la desaparición de Jorge del Carmen Fonseca, en la cual están imputados Menéndez, Lépori y Furio.

Por último, los otros tres sindicados se encuentran imputados en las causas Gutiérrez y Alvarado (Villegas) y en Urondo (Lucero y Rodríguez).

víctimas. Según explicó Viviana Beigel, abogada del MEDH, muchas de las víctimas pasaron por el D2.

De hecho, en el caso de Britos y Torres, que eran ex policías de San Luis, hay declaraciones del ex jefe de ese centro clandestino, Pedro Sánchez Camargo, mediante las que confirma que pasaron por los calabozos.

Lo mismo con Sánchez Coronel, que se encuentra desaparecido y el último lugar en el cual se lo vio fue en el D2.

Por último, otro de los aspectos que definió el Tribunal Oral Federal Nº1 fue permitir que el MEDH sea querellante, ya que la defensa de algunos de los acusados había solicitado que el organismo no formara parte del proceso judicial.

Comentá la nota