El represor Olivera llegó a San Juan y será indagado

El detenido Jorge Antonio Olivera, ex jefe de Inteligencia del Regimiento de Infantería de Montaña 22, deberá responder por la desaparición de la joven franco-argentina Marianne Erize y la detención y torturas contra la actual jueza provincial Margarita Camus, entre más de 40 casos.
El represor Jorge Antonio Olivera, apresado el lunes último en la provincia de Buenos Aires después de permanecer prófugo ocho años, llegó a la Provincia y ya fue trasladado al Penal de Chimbas, donde aguardará ser indagado en la causa que investiga delitos de lesa humanidad cometidos aquí durante la dictadura.

Olivera deberá afrontar una causa que lleva adelante el juez federal Leopoldo Rago Gallo, en la que se lo acusa de 47 casos de desapariciones y torturas ocurridos en San Juan, cuando era jefe de Inteligencia del Regimiento de Infantería de Montaña 22.

Fuentes judiciales dijeron que el detenido fue enviado, en medio de un importante despliegue de seguridad, para ser alojado en el sector de presos federales del Penal de Chimbas.

El militar está acusado, entre otros casos, del secuestro, tortura y desaparición de la joven franco-argentina Marianne Erize y de la detención y torturas contra la actual jueza provincial Margarita Camus, nieta del ex gobernador sanjuanino Eloy Camus.

La jueza Camus considera que la detención de Olivera es "un hecho importante" porque permite que "se investiguen los delitos de lessa humanidad".

La jueza consideró que la detención de los militares acusados de tortura es "el reclamo y la necesidad de resarcimiento de cualquier víctima de delitos de lesa humanidad, en la que no sólo son víctimas los afectados directos sino también, como la misma frase lo dice, la humanidad entera".

"Por eso se trata de hechos que nos deben repugnar a todos y por lo tanto que queden impunes no es bueno para consolidad una democracia", remarcó la magistrada.

Olivera fue detenido en 2000 en Italia, pero luego fue liberado por una falla judicial, tras lo que permaneció prófugo ocho años hasta que fue apresado en Vicente López, provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota