Represión policial desencadenó una batalla campal en Tabacal

 Represión policial desencadenó una batalla campal en Tabacal
Las "decisiones políticas" que se pedían al gobernador Juan Manuel Urtubey desde sectores comerciales y de grandes productores de Orán tuvo ayer su repercusión cuando, con el pretexto de liberar caminos internos en Tabacal (Orán), se presentó ante la Justicia y logró autorizar la "intervención policial" que desembocó en una represión que confluyó en una feroz batalla campal que terminó, ....
según se informó desde el Hospital Eva Perón de Hipólito Yrigoyen, con una veintena de heridos entre policías y manifestantes atendidos en ese lugar.

Entre los atendidos por afecciones respiratorias a causa del lanzamiento de gases lacrimógenos, se atendió a un niño de entre cinco y seis años, sostuvo el gerente del Hospital, Enrique Medina, en la noche de ayer. Esta última información es parte de la realidad de una jornada en la cual no solo trabajadores, sino mujeres y niños fueron afectados por el accionar policial en medio de lo que luego se convirtió en una batalla campal de balas de gomas y gases lacrimógenos contra piedras por el otro. Anoche, al cierre de esta edición, la situación parecía mantenerse en calma, aunque con la tensión que se había generado en horas de la mañana. Y es que si bien se había llegado a un "acuerdo" con la Policía, este establecía por lejos la posibilidad de que los uniformados se retiren del lugar. Por el contrario, el precario consenso al que se había llegado con los trabajadores fue que la Policía seguía custodiando los caminos alternativos que se habían abierto al interior del Pueblo. A ello se sumaba el "repliegue" de la Policía sobre el portón de Tabacal Agroindustria, al momento que los trabajadores seguían cortando la ruta nacional Nº 50. "Vamos a esperar algún contacto del Gobierno", dijo el abogado del Sindicato de Trabajadores del Azúcar (STA), Enrique Wandschneider, al sostener que para hoy esperaban contar con alguna novedad sobre la situación.

La represión

La avanzada policial se inició a partir de la siesta de ayer. Según el Gobierno, ello sucedió porque los trabajadores quisieron inundar las calles internas del pueblo. La situación se volvió a presentar cerca de las 18, y por el lapso de más de una hora y media, se generaron enfrentamientos que de la Policía se volcaban con balas de gomas y gases lacrimógenos que según se indicó, afectó a toda la población del pueblo.

Fue entonces que los trabajadores, enfrentando a los policías, se comenzaron a subir a tractores de la empresa. En el medio, empleados del Hospital atendían a los heridos, mientras ambulancias iban y venían llevando heridos. Para asegurar atención, anoche quedaban profesionales en la explanada de El Tabacal.

Según los trabajadores, anoche tenían más de cuarenta heridos por las balas de goma, golpes, y hasta perdigones de metal. La Policía por su parte, habló de unos 11. Anoche, en tanto, se indicaba que llegaría el ministro Rubén Fortuny para dialogar con los trabajadores.

57 despidos

Por un reclamo de reconocimiento de días caídos es que en el marco de una conciliación, no hubo acuerdo entre la empresa y el STA. Tras ello, la empresa notificó 57 despidos a quienes hicieron paro estando en la empresa, sosteniendo que esto era ilegal. Los trabajadores iniciaron entonces el sábado pasado un corte intermitente sobre la ruta provincial Nº 50.

Se convocó a una conciliación que no acataron porque si bien mientras dure ese proceso se reintegra a los trabajadores (por un mes aproximadamente), es en ese mismo ámbito que se seguirán "negociando" los despidos". Los trabajadores negaron entonces la posibilidad de sentarse a una conciliación en esas condiciones, al exigir la anulación de los despidos. Pero eso no es aceptado por la empresa.

Coment� la nota