Represión: otro paso para agilizar los juicios

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, presentó ayer formalmente en sociedad a la comisión interpoderes que colaborará en la organización de los juicios contra los represores de la dictadura.
"Los argentinos debemos darnos una tarea común. En esto no hay diferencias. No puede haber diferencias acerca de que estos juicios deben ser llevados adelante, no puede haber nadie que diga que no se van a llevar adelante estos juicios, porque esta es una cuestión de política de Estado y es un deber hacia la comunidad y es nuestra responsabilidad resolverlos", expresó Lorenzetti.

En el acto realizado ayer en la Corte estuvieron presentes, entre otros, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, el presidente del Consejo de la Magistratura, el juez Luis Bunge Campos, la vicepresidenta de la Corte, Elena Highton, y representantes de organismos de derechos humanos.

La comisión tendrá dos representantes de la Corte (Alfredo Kraut y Walter Venditti), dos de la Procuración General de la Nación (Jorge Auat y Pablo Parenti), uno del Consejo de la Magistratura (Pablo Vassel), otro del Ministerio de Justicia (Alejandro Slokar), otro del Poder Legislativo (Juan Carlos Salerni, director de Asuntos Jurídicos del Senado) y cuatro invitados por el tribunal: el juez Daniel Rafecas, el ex juez Mario Costa y el secretario general de la Cámara Nacional de Casación Penal, Javier Carbajo.

El presidente de la Corte dejó en claro cuál es el nudo de la cuestión: "Tenemos ante nosotros un problema que básicamente es organizativo", dijo. Y enseguida enumeró que el Poder Ejecutivo debe "terminar con los procesos de designación de jueces" y la "cobertura de vacantes" y que el Consejo de la Magistratura debe resolver el "aspecto edilicio" por la falta de salas de audiencias.

Lorenzetti aclaró que la comisión no interferirá en la tarea de los jueces que tienen a cargo estas causas. Igualmente, el presidente de la Corte admitió que el tribunal a su cargo "cooperó" con la Cámara de Casación en la reciente reasignación de causas de derechos humanos entre los tribunales orales federales porteños.

Comentá la nota