Represión: Macri pone paños fríos y en su entorno le pegan a Guelar

Represión: Macri pone paños fríos y en su entorno le pegan a Guelar
El jefe de Gobierno pidió "tolerancia" pero en el PRO fustigaron al ex embajador.
"El PRO ha marcado claramente que su energía, su prioridad, está puesta no en perseguir fantasmas del pasado sino en resolver los problemas del presente que afectan los derechos humanos de la gente que vive actualmente", aseguró Mauricio Macri en sus primeras declaraciones públicas, luego del escándalo que provocaron las palabras de Diego Guelar, secretario de relaciones internacionales del PRO, repudiadas incluso por integrantes de su mismo espacio político.

Casi en simultáneo al intento de Macri de bajar los decibeles con un pedido de "tolerancia con las opiniones diversas", las grietas internas en el PRO se potenciaron con un documento de repudio a los dichos de Guelar firmado por una decena de funcionarios, legisladores e integrantes del partido. "La sociedad entera conoce las gravísimas violaciones a los derechos humanos perpetradas por la última dictadura y exige que se haga justicia", se pronunciaron entre otros José Torello -vicepresidente primero del partido e íntimo de Macri-, el secretario legal y técnico Pablo Clusellas, el subsecretario de Justicia Daniel Presti y los legisladores Gerardo Ingaramo, Helio Rebot y Patricio Di Stéfano.

Durante una rueda de prensa, Macri no cuestionó la "amplia amnistía" propuesta por Guelar para represores implicados en delitos de lesa humanidad. "Yo estoy a favor de que se juzgue absolutamente todo lo que sucedió en el pasado, y que aquellos que hayan cometido cualquier tipo de homicidio paguen las consecuencias", afirmó Macri en cuanto a su posición "personal", y pidió "tolerancia" con las expresiones como las del ex embajador menemista en la Unión Europea, Brasil y Estados Unidos, y actual presidente de la Fundación del Banco Ciudad.

"La Argentina que yo quiero es una Argentina en la que convivamos desde la democracia con opiniones diversas", dijo el jefe de Gobierno, que más allá de diferenciarse desde el punto de vista personal se manifestó en el mismo sentido que Guelar al "priorizar" los problemas del presente en lugar de "perseguir fantasmas del pasado". En la opinión publicada en esta página, Guelar recurre al mismo argumento.

También aclaró que formulaba sus expresiones "a título personal" el grupo de macristas que emitió el documento contra Guelar. "Sugerir una consulta popular sobre un tema estrictamente judicial sólo sirve para generar polémicas artificiales y remover heridas que, justicia mediante, están cicatrizando ( ...) Resulta tan absurdo como irritante que se adjudique una supuesta 'autoridad moral' que avalaría su pedido de aministía para los represores y terroristas de Estado, con base en su pasada pertenencia a la organización Montoneros. Por el contrario, la impenitente adhesión a dicha organización delictiva, que utilizó el terror y la violencia como herramientas políticas, lo inhibe moralmente en forma absoluta", cuestionaron.

Además de numerosas críticas de la oposición al macrismo, los diputados nacionales por el PRO Laura Alonso y Christian Gribaudo ya habían repudiado las declaraciones de Guelar. "Son patéticas", había dicho Alonso.

Comentá la nota