Representantes de gremios estatales y privados asumieron compromiso de solidaridad en la crisis

Sindicatos estatales y de sectores privados coordinaron una movilización en la principal avenida de Río Grande. Expresaron su férrea defensa a los puestos de trabajo y a mantener el debate por mejoras salariales en el marco de las paritarias. Se plantearon las complicaciones que existen en la textil Blanco Nieve y en la electrónica Audivic. La solidaridad fue el compromiso que asumieron los gremios que participaron de esta primera marcha del año.
Con una concurrencia que estuvo lejos de lo que los organizadores esperaban -por la cantidad de sindicatos convocantes-, se concretó ayer la primera marcha de la intersindical del año, en defensa de los puestos laborales ante la crisis que se ha instalado en la ciudad y bajo la sintonía de solidaridad con todos aquellos sectores que están viendo peligrar puestos de trabajo.

Desde las 18:00 y hasta las 20:00; se prolongó la marcha de trabajadores que comenzó en la Plaza de las Américas, se desplegó por toda la avenida San Martín, hasta llegar a la delegación de Gobierno, donde se pretendía la entrega de un petitorio pero, como es costumbre en la actual administración de Gobierno, todas las reparticiones quedan cerradas a las 16:00 y no es posible encontrar ni a los funcionarios responsables de las áreas.

Durante la movilización, los manifestantes hicieron varias paradas claves, un par de ellas frente a los dos grandes supermercados que funcionan en la ciudad y otra lo hicieron en la esquina del centro bancario, en 9 de Julio y San Martín.

Entre los gremios que se vieron representados en la marcha fueron: la Unión Obrera Metalúrgica, con una nutrida participación de obreros de BGH; la Unión Obrera de la Construcción; los sindicatos Textiles; entre los gremios del sector privado.

En relación a los gremios estatales, fueron la Asociación Trabajadores del Estado, la Central de Trabajadores Argentinos, el Sindicato Unificado de la Educación Fueguina y del Sindicato Argentino de la Televisión. A estos se sumaron un grupo de beneficiarios de los planes REDSOL, que pujan por ingresar al Estado, por vigencia de la ley de megapase.

Los graves problemas planteados

La delegada de Blanco Nieve, empresa textil que mantiene bajo incertidumbre a más de 90 operarios, solicitó la solidaridad de todos los gremios en el reclamo que mantienen frente a la planta, donde han levantado un piquete para reclamar por la continuidad laboral y el pago de los sueldos que les adeudan.

Desde ATE, Carlos Almirón habló de la decisión del gremio de reclamar que este año se mantenga la discusión salarial y se garantice el nivel de ingresos acordados desechando que bajo el argumento de la crisis, el actual Gobierno realice ajustes y no quiera abrir las paritarias con ningún sindicato estatal.

En tanto, desde la UOM, Oscar Martínez no sólo ratificó el compromiso de lucha por mantener los puestos laborales y acatar las decisiones que se adopten en asamblea de trabajadores, sino que apostó a que los empresarios discutan mejoras de sueldos en paritarias.

AUDIVIC

El dirigente de la UOM, Oscar Martínez, expresó la difícil situación planteada en la empresa Audivic, donde existe el riesgo de perder más de 180 puestos laborales, tras la decisión de los empresarios de llamar a concurso de acreedores y, hace escasas horas, haberse frustrado la venta de la fábrica a manos de otro inversor que quiere mantener el proyecto funcionando en Tierra del Fuego. Las conversaciones aún se mantienen y Martínez dijo no perder las esperanzas para que todo se soluciones antes del 19 de abril, fecha en que vencen las suspensiones.

Comentá la nota