Representantes de GM no fueron a la audiencia en el ministerio de Trabajo

La automotriz General Motors faltó hoy a la audiencia pactada por el Gobierno de Santa Fe con representantes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), por lo que las negociaciones por consensuar las suspensiones de los trabajadores quedaron en punto muerto.
La reunión se frustró luego de que las autoridades de la empresa decidieran no concurrir a la cita pautada en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo provincial.

Después de dos horas de espera, los dirigentes gremiales de SMATA, quienes estuvieron acompañados por el secretario gremial nacional, Ricardo Piñarelli, y el secretario adjunto, Mario Manrique, decidieron dar por terminada la reunión y abandonaron el lugar.

Por otra parte, desde General Motors confirmaron que sus representantes demoraron su llegada a la audiencia debido a que no “estaban garantizadas las condiciones de seguridad” por la existencia de una manifestación de un grupo de trabajadores frente al edificio escogido para la reunión. No obstante, y pese a la frustración del encuentro, ambas partes dejaron asentado ante el Ministerio de Trabajo sus nuevas propuestas para acercarse a una solución definitiva del conflicto.

Por un lado, SMATA ratificó su postura de que las suspensiones sean rotativas a todos los trabajadores (2.300) aunque propuso reducir una hora la jornada laboral (de 9 a 8) garantizando así los mismos niveles de producción, dejando abierta también la posibilidad de aceptar una reducción en los salarios. La empresa, en cambio, propone retrotraer todos los despidos pero insiste en suspender solamente a 160 empleados durante diciembre, enero y febrero pagando la totalidad de los sueldos, y en marzo, tras las vacaciones, sentarse nuevamente a negociar analizando la demanda internacional de la fábrica.

Ante este panorama, el Ministerio de Tabajo santafesino llamó a una nueva reunión para el jueves a la mañana con el fin de buscar una solución al conflicto iniciado el 17 de octubre pasado

Comentá la nota