Representante de Dos Valles sorprendido por nuevas demoras en la aprobación del proyecto

"No puedo entender a la gente. Tienen las necesidades como rehén de una discusión política", criticó el apoderado de Dos Valles, Sergio Mendiburu. Se expresó sorprendido por las nuevas dilaciones que sufrió la iniciativa, pero aseguró estar confiado de su aprobación, recordando que hace más de dos años el expediente está en el municipio. Y cuestionó: "Por qué siguen pegándole a los privados que aún están interesados en invertir en Bariloche".
En diálogo con el programa radial "En estos días" -KM FM-, el responsable del emprendimiento Dos Valles opinó sobre la discusión ideológica que despertó esa iniciativa en torno al rol del Estado y de los privados. "Me saco el saquito de responsable de DosValles, y te digo que me empiezo a preocupar de la ciudad que tenemos y de cómo administramos la crisis que está golpeando a Bariloche, ya sea del turismo como de la construcción. Hoy, con una caída del 90 por ciento en la construcción, nuestros gobernantes deberían discutir la forma de generar empleo en Bariloche", consideró, y recordó que "cuando empezamos con el proyecto dijimos que Arelauquen nos sacó de la crisis del 2001 y basta con repasar los metros cuadrados de construcción para confirmarlo".

Contextualizó la situación aseverando que "no podemos pagar sueldos en el Municipio, y no podemos pagar sueldos en la provincia", por lo que "hoy bajó el ritmo de la obra pública". Consecuentemente, cuestionó, poniendo especial énfasis en la palabra "aún": "Por qué siguen pegándole a los privados que aún están interesados en invertir y desarrollar en Bariloche. Paremos con esta discusión ideológica de si el privado o el Estado. Muchachos, Bariloche es de todos: no hay Bariloche sin Estado, pero tampoco sin privados. No puedo entender a la gente. Tiene las necesidades como rehén de una discusión política. Verdaderamente, lastimoso".

Sobre las objeciones técnicas a la iniciativa presentada por el Ejecutivo, que provocaron que el expediente fuera nuevamente girado a la Secretaría de Planeamiento, demorando nuevamente el tratamiento, Mendiburu dijo: "Debe ser todo salvable. Como privados estamos a la espera de lo que resuelva el Estado", aunque reconoció que "para nosotros es una sorpresa. No teníamos en cuenta llegar a este desarrollo".

Pese a estas dilaciones, y tras asegurar que "cumplimos todos los procesos normativos a lo largo de más de dos años", se manifestó confiado en un desenlace favorable: "No tengo ninguna duda de que esto se va a aprobar, porque ningún proceso de la gestión técnico administrativa realizada en el Ejecutivo y el Deliberante implica que esto no sea así".

Comentá la nota