"Representamos sectores populares que el PJ Capital y Juez ya no representan"

Megafón, el grupo político de Viola, estuvo al borde retirarse del oficialismo antes de que le dieran Desarrollo Social, cartera "peronista" por excelencia. Ahora, con más espacio de juego, este sector K apuesta a un armado de base.
Viola habló de quien lo sucedió en el cargo -Horacio Viqueira-, prometió la ejecución de 25 programas de gobierno y asegura que pedirá en el Ejecutivo dinero para el fondo de la niñez, desestimado en el Concejo Deliberante.

- ¿En qué estado encuentran la Secretaría?

- La gestión de Horacio Viqueira, que en gran parte fue la nuestra porque teníamos la Subsecretaría, representó un nuevo ordenamiento y reactivación del área. Viqueira tomó las riendas de una repartición que estaba bastante frenada desde el tiempo de Daniel Juez, que no tenía planificación ni objetivos claros. Se reanudaron convenios, se atendió a los 74 mil beneficiarios del Vale lo Nuestro y se pusieron en marcha programas que estaban parados. Una vez terminada esta etapa de ordenamiento, ahora podremos hacer que la presencia del Estado se note más. El cronograma proyectado involucra, por ejemplo, la apertura de nuevos hogares de día y de la puesta en marcha del cinturón de unidades de atención social a la niñez de los barrios más vulnerables del Gran Córdoba.

-¿Qué prometen hacer y de cuánto presupuesto se dispone?

- Los objetivos primordiales se centrarán en torno a políticas sociales dirigidas a la niñez-adolescencia y a los adultos mayores. La estrategia será operar una fuerte descentralización de la asistencia en los barrios más vulnerables de la ciudad. Y se concretará a través de la ejecución de unos 25 programas propios, más un decena de nacionales. El presupuesto con que contamos es de 54 millones de pesos anuales. A esto hay que sumarle 6 millones que son de proyectos sociales aprobados en el presupuesto participativo.

Estrategia peronista

- Se escucharon rumores de que si no les daban la Secretaría de Desarrollo Social salían del esquema giacominista. ¿Era así?

- Nuestras definiciones nunca fueron por espacios dentro del gabinete, sino por lineamientos ideológicos. En el esquema de gobierno y en el PJ de Capital observamos falencias en lo que a la representación de sectores populares y trabajadores respecta. Nosotros, como parte del oficialismo, debemos hacernos cargo y llenar el vacío que dejó en la ciudad la gestión de Juez, que hoy, como los vientos corren hacia la derecha, él abre vela para ese lado, mostrando su acostumbrada hipocresía de las ideas.

- ¿Giacomino representa sectores populares?

- Sin dudas que sí, pero quizá con algunas falencias comunicacionales que destiñen la gestión social. También creo que existen funcionarios en el municipio que distan mucho de pensar y hacerse cargo de estos sectores populares. Nosotros intentamos no perder el rumbo ideológico, consolidando y actualizando nuestro perfil peronista con el plus de tener que representar a los segmentos más vulnerables de nuestra comunidad.

- ¿Cómo cayó la venida de Cáceres a Relaciones Institucionales, siendo que se consideraban la pata más importante del peronismo en el gobierno?

- Somos orgánicamente la agrupación peronista más importante del armado. Toda la pata peronista es fundamental para justamente representar a los sectores populares. Y lo de Cáceres nunca incomodó, al contrario. Es un compañero con experiencia. No disputamos con él ni espacios, ni competimos por las convicciones del espacio nacional y popular que cada uno represente en Córdoba.

Comentá la nota