¿Represalia?: Bravo no le pagó a opositores

(25 de Mayo) - Los cinco concejales de la oposición en 25 de Mayo no cobraron sus sueldos de diciembre por orden del intendente David Bravo como represalia a que no aprobaron la nueva tarifaria, que incluye fuertes aumentos, durante las últimas sesiones del año pasado. Ahora está prevista una sesión para el 20 de enero, pero varios de los ediles ya decidieron que no asistirán a la reunión molestos porque el oficialismo no quiere consensuar la forma de implementar las subas.
La concejala Miriam González, del Frente para la Victoria, indicó a LA ARENA que el aumento de los impuestos planificados por Bravo que podrían llegar a casi 550% y que recaerá en los contribuyentes que están al día y que representan solamente el 30 por ciento del total del padrón.

"El aumento de tasas llevará de pagar 20 pesos como máximo, lo que está pagando ahora el vecino, a 130 pesos, que es lo que proyectó en la tarifaria, aunque los que están al día tendrán una bonificación del 50 por ciento. Nosotros estábamos de acuerdo con un aumento en la tarifaria pero en forma progresiva, no en forma tan brusca, y a la vez que sea bonificado. Porque si al actual contribuyente le aumentas y si la otra gente no sigue pagando, vuelve a recaer el aumento en la gente que cumple y volves a castigar a la gente que cumple".

Los que pagan.

González explicó: "Si bien las tarifas son bajas porque hace tiempo que no se actualizan, el problema es que el 30 por ciento del padrón es el que paga, y los aumentos van a recaer sobre ese 30 por ciento. El 70 por ciento acumula deudas y si no se les manda como corresponde, una nota y luego una carta documento para que se pongan al día, la ley de Contabilidad indica que la deuda prescribe y que se va perdiendo esa deuda. Hoy sólo se les puede cobrar a ese 70 por ciento desde el año 2004 hacia delante, porque a la mayoría no se les envió nunca una nota. A esos que deben 4 o 5 años no les importa si aumentan las tasas, porque no pagan".

El oficialismo está integrado en 25 de Mayo por tres de los ocho concejales. La oposición cuenta con mayoría: además de González, están Jésica Suárez (MPV Lealtad al Pueblo), Alejandro Ortega (PJ), Darío Jiménez (FPV) y Angel López (FPV). Bravo necesita las tres cuartas partes del Concejo para aprobar la tarifaria, que son seis ediles, por lo que no le alcanza en el recinto.

En diciembre, cuando Bravo elevó la nueva tarifaria pocos días antes que se terminaran las sesiones ordinarias, la oposición pidió por nota que se prolongara ese período en dos encuentros más para que hubiera plenario de comisiones y se pudiera discutir el tema. Pero el oficialismo quiso que se tratara en extraordinarias y se aprobara sin discusión, lo que generó un nuevo encontronazo entre ambos sectores. Enojado, el intendente públicamente dijo que no les iba a pagar los sueldos a los concejales "porque no trabajaban". Y cumplió: hasta ayer no se habían depositado los salarios que les corresponden por el mes de diciembre.

Los que trabajan.

En tanto, para el 20 de enero está convocada una nueva sesión para tratar la tarifaria y los aumentos. La concejala González afirmó: "No sé si se va a hacer esa sesión, había el espíritu de hacerla, pero al otro día de que pedimos la prolongación de las ordinarias, (Bravo) salió a decirnos de todo, y no tiene ninguna intención de consensuar nada con la oposición. Dijo que no va a pagar los sueldos porque no se trabajaba, y nosotros hemos sido los que fuimos a las comisiones, los que pedimos plenarios y sesiones ordinarias, y no el oficialismo que durante cinco meses estuvo sin ir por la campaña interna del PJ y no trabajó".

La representante del FPV consideró que el no pagar los sueldos a la bancada opositora "es una forma de extorsión y Bravo se ha manejado siempre de esa forma".

González indicó que "si a último momento el intendente no tiene dinero para pagar sueldos, ¿donde está el dinero que tenía? Si pide adelanto de Coparticipación a cuenta de 2010 para pagar los sueldos de diciembre, entonces se gastó todo, esa es nuestra suposición. Porque no pidió autorización para eso. Cuando pedimos la auditoría en su momento dijimos que lo hacíamos porque no sabíamos lo que había (en la comuna), y hoy nos dan la razón porque nos dicen que no tienen dinero".

Comentá la nota