REPORTAJE A ALDO RICO / "Los Kirchner tomaron mis ideas, ahora espero que sigan adelante"

Vuelve a la política con el kirchnerismo. Quiere volver a ser intendente de San Miguel. Y apoya con fervor la reelección de Cristina para el 2011.Por: Leonardo Míndez
¿Desde cuando se acercó al kirchnerismo?

Desde que comenzaron a llevar adelante el proceso de recuperación de la renta nacional que yo proponía antes que ellos.

¿Ellos tomaron sus ideas?

Afortunadamente los Kirchner tomaron mis ideas y espero que sigan adelante. Ahora hay que ir por YPF. Y después falta federalismo y autarquía municipal.

Un poco más viejo, algo encorvado, Aldo Rico mantiene la misma incontinencia verbal. Recibe a Clarín en su comando de campaña, mate en mano y con su joven y exuberante esposa a su lado. Muchos lo daban por retirado, acabado políticamente en la era K. Pero el ex militar carapintada está de nuevo en la trinchera y --sorpresa-- con aval kirchnerista. Este año se incorporó como asesor en el Senado bonaerense cerca de Alberto Balestrini, ahora va por la presidencia del PJ de San Miguel en la interna del 30 de noviembre (compite con otras dos listas kirchneristas) y dice que no parará hasta volver a ser intendente.

¿Por qué vuelve?

Mire, para que no dijeran que me eternizaba en el poder, después de dos mandatos dije: Bueno, me voy, que venga otro. Pero me equivoqué. Ahora San Miguel es un caos y está en manos de una banda de forajidos. Aprendí que hay que atornillarse en el poder.

¡¿Ah, sí?! ¿Y hasta cuándo?

Hasta que el pueblo le diga basta. La gente me para en la calle y me dice ¿Por qué se fue? Usted es demasiado democrático. Y tiene razón. Soy de los pocos democráticos y republicanos que hay en la Argentina.

En 2003 usted decía que Kirchner tenía "voluntad de venganza y confrontación". ¿Ya no piensa eso?

Seguro que tiene voluntad de confrontación y no está mal.

¿No me diga que ahora está de acuerdo con reabrir los juicios a los militares de la dictadura?

Yo nunca me opuse a que se investigue y se juzgue a los militares. Lo que yo pedía en Semana Santa del 87 y sigo pidiendo ahora es una solución política definitiva para las secuelas de la guerra contra la subversión.

¿Cúal sería esa solución?

El mejor instrumento era y sigue siendo una amnistía general.

Pero la reapertura de los juicios es el camino inverso.

Bueno. Está bien, si se elige ese camino, al que le repito que no me opongo, tenemos que avanzar sobre otros juicios, nada más. Hay que juzgar a los que combatieron de ambos lados.

No parece que ese sea el camino que vaya a seguir este Gobierno...

Es cierto. Pero en algún momento se va a llegar a la solución definitiva, que es la amnistía.

Es llamativo que con este pensamiento se haya acercado al kirchnerismo y pueda ser amigo de Carlos Kunkel, por ejemplo.

No es llamativo. Porque los dos somos combatientes. Así como fui amigo de Rodolfo Galimberti o venía (Mario) Firmenich a mi casa. Es como si me encuentro con un combatiente inglés de Malvinas. Encontramos relaciones. Porque arriesgamos la vida por lo que pensábamos. No como otros que, como decía Galimberti, lo único que derramaron fue tinta.

¿Pero no es extraño que ahora coincidan ideológicamente detrás de un mismo proyecto político?

Es que nunca nos enfrentamos ideológicamente. Nos enfrentamos por el poder. Yo no tengo diferencias con el pensamiento montonero, que es un pensamiento nacional, tal como lo estamos viendo hoy. Estoy absolutamente de acuerdo. Ojo que yo era un nacional, que éramos clandestinos en el Ejército Argentino.

¿Le pareció bien que Kirchner hiciera descolgar el cuadro de Videla del Colegio Militar?

Videla no está en la galería de mis héroes. Lo que me pareció mal es que (el ex jefe del Ejército, Roberto) Bendini haya aceptado hacerlo. Y se lo dije. Aunque el otro día nos saludamos en el cumpleaños de Kunkel.

¿Pero el cuadro debía estar colgado en el Colegio Militar o no?

No lo sé. Veremos cuando se cuente la historia. No la memoria, que es parcial. Si no la historia, que es totalizadora.

¿Supongo que no le habrá gustado que se haga un Museo de la Memoria en la ESMA?

Es una barbaridad. Era un patrimonio de la Armada que no se lo tendrían que haber sacado. Pero bueno, es un accidente y algún día se reparará.

¡¿Cómo que un "accidente"?! La política de derechos humanos es un pilar de este gobierno.

¡No! No gobiernan ni llevan adelante la acumulación de la renta y la distribución de la riqueza con la política de derechos humanos.

¿Apoyaría la reelección de la Presidenta en 2011?

Con lo que se está armando del otro lado, sin ninguna duda que voy a estar al lado de Cristina.

Comentá la nota