Réplica de "Nuno" Sapag por antena de radio

LONCOPUÉ (AZ).- El empresario zapalino Carlos "Nuno" Sapag salió a replicar los cuestionamientos que surgieron a partir de la decisión del Concejo Deliberante de Loncopué de caducar la ordenanza que le permitía a la FM Arco Iris mantener instalada su antena de transmisión en un campo privado. Sapag rechazó todas las acusaciones, aclaró que compró el establecimiento "El Nido" en 1988 y aseguró que la antena fue colocada "sin consentimiento, de forma clandestina". Además acusó al propietario del medio de comunicación, Norberto Guerrero, de ser "un ñoqui del municipio" ya que aseguró que "hace un año y medio que no va a trabajar y presenta certificados médicos".
"Es mentira que la tierra donde se instaló la antena fuera fiscal, ese establecimiento, denominado "El Nido", tiene título de propiedad desde 1922 y yo lo compré a la empresa Alberto Zingoni S.A. en el año 1988. Con solo ir al Registro de la Propiedad se puede verificar" advirtió.

"Autorizamos al municipio de Loncopué a colocar un tanque de hormigón armado para suministrar agua potable desde una vertiente que se encuentra dentro mi propiedad para la localidad en forma gratuita. Posteriormente, en un arreglo entre el intendente de ese momento Augusto Ortiz y Guerrero, dueño de la radio Arco Iris, sin que nos informaran ni nos pidieran autorización alguna, instalan la antena en forma disimulada y clandestina, pegada al tanque de agua" agregó Sapag.

El empresario fue más allá y aseguró que "sabemos que hubieron algunos negocios posteriores entre Guerrero y Ortiz para utilizar los postes de alumbrado municipal para un cable de TV privado donde trabajan familiares de Guerrero, y otros beneficios como subsidios a cuatro personas de su entorno. Esta persona, es también empleado municipal y desde hace un año y medio no concurre a trabajar presentando certificados médicos que dicen que se encuentra bajo tratamiento psicológico, es decir que cobra pero no trabaja, todo un ñoqui de lujo".

Comentá la nota