repercusiones de la intervención El EPAS denunció penalmente a OSM por contaminación del agua

Es por el hallazgo de manganeso y mercurio. Podría haber más denuncias por mal tratamiento de líquidos cloacales.
"No vaya a ser que nosotros terminemos yendo al Ciadi". Esta declaración, que pertenece al titular del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Javier Montoro, puede hacerse realidad a partir de dos denuncias penales por contaminación del agua.

Montoro se refirió a la falta de cumplimiento de los puntos expuestos en las cartas de entendimiento que OSM firmó con el Gobierno, una en el 2005 y otra en el 2007, ambas durante el período en el que gobernó Julio Cobos, y la última ratificada en el 2008, durante la gestión de Celso Jaque.

Por esas cartas, la empresa internacional SAUR se comprometió a dejar sin efecto las denuncias contra la provincia colocadas en el Centro Internacional de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi). Pero la firma no cumplió con su parte.

Ahora, y a pesar de que la denuncia de SAUR siga en pie, el Gobierno puede demandar a la empresa, utilizando como antecedente las demandas por contaminación.dos denuncias. El titular del EPAS explicó que el organismo al que representa realizó dos acusaciones en la Justicia. Una por la aparición de manganeso en el agua potable. La aparición de este material en el agua ocurrió en barrios de Godoy Cruz y se debió a la oxidación de formas solubles y el desprendimiento de depósitos en el tramo de acueducto entre la planta potabilizadora y la presa Potrerillos. Ambas indican una deficiencia en la operación del sistema de potabilización.

Montoro explicó que esta denuncia fue radicada en la Unidad Fiscal Nº6, Fiscalía de Instrucción Nº18, en el expediente 76.730/08. Además, fue motivo de una sanción administrativa por 100.000 pesos.

La otra denuncia fue por el hallazgo de mercurio en hipoclorito de sodio. El titular del EPAS contó que se constataron concentraciones de mercurio que superaban el límite de un miligramo por litro recomendado por las normas IRAM para los productos químicos de uso industrial. Esto puso en evidencia una deficiencia en el control y la distribución del insumo utilizado en algunas unidades operativas para desinfectar el agua potabilizada.

Por esta causa se radicó una denuncia penal en la misma unidad fiscal. El expediente es el número 71.133/08.

Además, Montoro se refirió a las fallas en el tratamiento de afluentes cloacales, que puede ser motivo de más acusaciones del Gobierno ante la Justicia.

Por esto, el funcionario se mostró optimista acerca del destino de la demanda que la empresa le realizó a la Provincia ante el Ciadi, cree que finalmente el resultado será favorable para Mendoza.

Comentá la nota