Se reparte sólo entre los amigos

Se reparte sólo entre los amigos
El Gobierno privilegió a camioneros, taxistas, a la UOM y a la UOCRA para pagar reintegros del APE.
La presidenta Cristina Fernández cumplió a medias, y sólo para sus gremios afines, con un pago de reintegros pendientes del año pasado a las obras sociales sindicales.

El Gobierno destrabó 135 millones de pesos en reintegros de la Administración de Programas Especiales (APE) y absorbió un monto similar para rentas generales, a pesar de las reiteradas quejas de los dirigentes. Fuentes oficiales confirmaron que los beneficiarios fueron sindicatos alineados con el Ejecutivo, como los de camioneros, que lidera Hugo Moyano, metalúrgicos (UOM), obreros de la construcción (UOCRA) y taxistas.

Aunque en forma parcial, la jefa de Estado concretó así un compromiso que había asumido el 29 de diciembre pasado frente a un reducido grupo de sindicalistas, a los que recibió junto al resto de los miembros de la CGT en la quinta de Olivos con un asado para despedir el año. Como publicó este diario, Cristina les dijo en esa ocasión, junto al ministro de Salud, Juan Manzur, que los reintegros pendientes de la APE se saldarían en los primeros días de enero.

Al final de ese almuerzo, la Presidenta y Manzur se reunieron por unos minutos en reserva con Moyano, Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (UOCRA) y Omar Viviani. La preocupación de los sindicalistas estaba centrada en el destino de $ 270 millones del presupuesto de la APE que al cierre del año todavía no habían sido ejecutados. La mandataria los tranquilizó al prometerles que saldría una resolución para saldar esa deuda.

Horas después, el gerente general de la APE, Daniel Colombo Russell, firmó una normativa para girar $ 135 millones correspondientes a tratamientos de alta complejidad (como sida, cáncer o hemofilia) cubiertos por obras sociales y que el Estado debía compensar. El monto, que comenzó a distribuirse esta semana, fue destinado en particular a las obras sociales manejadas por los sindicalistas que participaron de la reunión privada con Cristina.

Así, fuentes oficiales confirmaron que Camioneros recibió 2,7 millones de pesos; la UOCRA, unos $ 14 millones, y la UOM, otros 3 millones de pesos. En cambio, la obra social de Comercio, un sindicato con un número mucho mayor de afiliados (cerca de un millón) pero con menor influencia sobre el Gobierno, recibió apenas $ 2 millones cuando mantiene trámites pendientes con la APE por cerca de 70 millones de pesos. Hasta ayer ya se había distribuido un total de $ 25 millones, pero antes de fin de mes está contemplado que se entregarán los otros 110 millones de pesos.

Los gremios no alineados con Moyano cuestionaron en los últimos años los criterios de distribución de los fondos de la APE, que en 2009 tuvo un presupuesto de $ 968 millones y que este año contará con 1.050 millones de pesos. Colombo Russell, gerente del organismo desde noviembre pasado, es un abogado de la federación de Camioneros, aunque en los últimos años el puesto siempre fue ocupado por un hombre de confianza de Moyano.

Pero la pelea mayor de los sindicatos (en este caso sin distinciones) pasa por el manejo de los 3.200 millones de pesos del Fondo Solidario de Redistribución, que el Gobierno recauda entre las obras sociales y a las que sólo les destina el presupuesto anual de la APE. Las fuentes consultadas confirmaron que la posible liberación de ese fondo será parte de la negociación auspiciada por el propio Gobierno para reunificar los sectores en pugna dentro de la CGT.

Comentá la nota