Repararán viviendas en mal estado.

(25 de Mayo) - Las unidades habitacionales fueron construidas durante la gestión municipal de Jorge Poletti. Al poco tiempo empezaron a mostrar las falencias en la edificación y hoy se encuentran rajadas y deterioradas.
Durante la gestión municipal de Jorge Poletti en 25 de Mayo se construyeron y entregaron 10 viviendas pertenecientes al programa Provincia y Municipio. Sin embargo, la alegría de los adjudicatarios duró poco ya que las unidades deberán ser desalojadas y reparadas por fallas que significan serio riesgo para quienes viven en ellas.

Esta semana, los miembros de una familia que venían reclamando insistentemente debieron ser evacuados de urgencia ante el riesgo que el techo de ladrillos cayera encima de ellos.

El reclamo persiste desde poco después que fueran entregadas por el entonces intendente Poletti, hace unos cinco años, pero los vecinos nunca obtuvieron respuesta, a pesar de que antes de que se entregue el plan, a una de las casas se le cayó el techo.

Ahora, la comuna decidió hacerse cargo del problema y reparará las 10 viviendas una por una, invirtiendo en ello alrededor de 30 mil pesos según informó a LA ARENA el viceintendente Nicanor Romero.

En julio, desde el IPAV se envió a un ingeniero a observar los vicios de construcción. El profesional estuvo en el lugar con la gente y trató de tranquilizar a los vecinos asegurándoles que es improbable que el techo se caiga, aunque el malestar en el barrio no acepta explicaciones, habida cuenta de que las casas son nuevas y recién empiezan a pagarlas, mientras que constantemente van apareciendo nuevas fallas.

Entrega.

El plan de viviendas fue anunciado con bombos y platillos por el entonces intendente Jorge Poletti, a través de un programa que unificaba esfuerzos del gobierno provincial y del municipio, para 10 familias de esta localidad.

Cuando se entregaron las soluciones habitacionales las autoridades de entonces, tanto provinciales como municipales, entregaron las casas sin cañerías del baño ni salidas a la cámara aséptica. Otras, no tenían piso y la mayoría no pudo conectar el gas hasta seis meses después de estar viviendo en ellas. Pagaban 120 pesos por mes y si se atrasaban en más de dos cuotas perdían todo derecho.

El techo fue hecho con ladrillos y vigas de cemento. En algunos casos cedió la estatura y los ladrillos quedaron sueltos. Algunas de las unidades habitacionales, al momento de ser entregadas y habitadas, no tenían conectadas las cañerías de los baños, es decir que no tenía salida del inodoro hacia afuera.

En invierno, según cuentan los vecinos, la humedad es insoportable en la mayoría de las casas. Las ventanas fueron hechas con álamo verde y cuando la madera se secó se torció y las ventanas no cierran. Hay hogares, incluso, que se han rajado. Es por ello que los vecinos miran con una cuota de esperanza y escepticismo a la vez este anuncio que pondría fin a sus padecimientos. Desean que, de una vez, el gobierno les dé una solución concreta.

Comentá la nota