Repararán la instalación eléctrica de la Estación Belgrano

El presupuesto oficial para las tareas es de 116 mil pesos y tienen un plazo de 60 días corridos. Además se está restaurando parte del edificio, se espera cerrar una primera etapa con la puesta a punto del hall central.
Dos empresas se presentaron al concurso de precios que realizó el Municipio para la obra que tiene un presupuesto oficial de 116 mil pesos. Mientras tanto, avanzan los trabajos de puesta en valor del edificio: los históricos lucernarios ya fueron recuperados; se están limpiando los basamentos; se restauran las aberturas y se trabaja en la puesta a punto del hall.

Con un presupuesto oficial de 116 mil pesos, la Municipalidad llamó a concurso público de precios para la reparación y recambio de los elementos de instalación eléctrica de la ex Estación Belgrano.

Los trabajos se inscriben dentro de una serie de tareas que lleva adelante el Municipio para detener el deterioro del emblemático edificio de Bulevar, y avanzar en su recuperación puesta en valor.

Del concurso participaron dos empresas: Bauzá Ingeniería SRL, que ofreció realizar los trabajos concursados en un monto de 156.872,72 pesos; y Post Ingeniería, que realizó una oferta para concretar las tareas por 119.538 pesos.

La obra -que al igual que el resto de los trabajos que se ejecutan en el lugar será encarada íntegramente con fondos propios- tiene un presupuesto oficial de 116 mil pesos y el plazo para la total terminación se fijó en 60 días corridos.

Características de la obra

La intervención que se llevará adelante en el edificio es la recuperación de la instalación eléctrica en la planta baja, la iluminación de la marquesina de ingreso en vereda, el realce de la fachada y los trabajos de electricidad para poner en funcionamiento un bar en planta baja.

En paralelo se realizan en el lugar, trabajos de recuperación de aberturas. Según detalla un parte oficial del municipio, se estima que en pocos días más comenzará la pintura de las aberturas recuperadas y se colocarán los paños de vidrio fijo, con lo cual quedaría definitivamente resuelto el problema de los cerramientos.

Por otra parte continúa la reparación de la estructura de la marquesina ubicada al frente del edificio y la reposición y limpieza de sus vidrios. Los históricos lucernarios ubicados en la azotea de la estación han sido totalmente recuperados y en este momento cumplen a la perfección su función de impedir el ingreso de agentes externos, particularmente del agua de lluvia, que ha provocado la ruina de gran parte de las instalaciones.

Comentá la nota