Reparan fisuras en el pavimento nuevo del tercer acceso a Charata

CHARATA (Agencia) --La empresa concesionaria de los trabajos de pavimentación sobre la avenida Liniers, el tercer acceso a Charata, comenzó a reparar las fisuras producidas sobre la cubierta nueva. Los vecinos del lugar habían reclamado la rápida solución porque la zona representaba un peligro para quienes circulaban por allí.
Por segunda vez en poco tiempo, el pavimento nuevo de la calle Liniers registró roturas. La obra en las 18 cuadras del tercer acceso fue terminada hace pocos días y corresponde al programa provincial Pavimento Urbano para Municipios.

En los últimos días, vecinos detectaron una rajadura completa de cordón a cordón a la altura de las calles O’Higgins y Mendoza, en la zona de los barrios San Martín y Malvinas. La rotura se suma a la producida hace pocos días a la altura de la calle Falucho, que fue reparada por la empresa concesionaria Bylsa cuando el obrador todavía se encontraba instalado en Charata.

Precisamente la empresa, que se había retirado de la ciudad, volvió en la tarde del jueves. El ingeniero Alejandro Frangioli explicó que la rotura del pavimento se produjo por una falla en la junta de dilatación, como consecuencia de las elevadas temperaturas registradas en los últimos días.

Frangioli, responsable técnico de la obra, sostuvo que al margen de la falencia en la junta, también incidió en la fisura la fuerza que hizo la loza por la inclinación de los badenes dejados en esa zona para el escurrimiento lateral de la calle. "Las lozas se partieron en el medio por una falta de dilatación transversal", reveló.

Aseguró que "son cosas que pueden ocurrir en todas las obras, durante las primeras épocas de vida", por la incidencia directa de temperaturas extremas (frío o calor).

Los trabajos

Tras el diagnóstico y la explicación, Frangioli señaló que los trabajos comenzaron a realizarse el viernes por la mañana y llevarán un tiempo de ejecución de diez días.

Precisó que las lozas rotas se volverán a hacer igual que en la anterior esquina de Falucho y Liniers, y se retirarán las colocadas ahora. Además, se remueve toda la zona afectada y se deja una distancia superior de dilatación, con otro tipo de hierros para que no vuelvan a producirse fisuras. "Se aprovecha también para ver el estado de la base", señaló Frangioli.

Explicó que en las 18 cuadras de la calle existían dos lugares críticos con potencial riesgo de roturas por la inclinación de los badenes. Y precisamente en esas dos esquinas, el pavimento resultó con fisuras a pocos días de terminada la obra.

"Les pedimos disculpas a los vecinos que transitan por esta arteria tan importante para Charata, porque la circulación estará inhabilitada por este sector durante diez días", concluyó Frangioli.

Comentá la nota