La reparación del puente sobre el Ñirihuau comenzará el lunes

La obra había sido paralizada por el Codema tras un reclamo público

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El próximo lunes se reinician los trabajos de reparación del puente sobre el río Ñirihuau, una obra polémica que fue paralizada por el Consejo de Ecología y Medio Ambiente, Codema, a partir del firme reclamo planteado por organizaciones ambientalistas y habitantes de Dina Huapi.

La información fue confirmada a "Río Negro" por el responsable regional de Vialidad Nacional, Eduardo Lence, quien informó que hoy se entregará al DPA el relevamiento del lecho del río requerido por el organismo para fiscalizar la extracción de materiales y la comunicación del inicio de obras.

El funcionario confió en que no surjan nuevos obstáculos para la rectificación del cauce del río y la reparación del puente que sostiene la ruta Nacional 40, aunque aclaró que "si el Codema nos hace alguna observación esperaremos, tuvimos tantos inconvenientes que se decidió no avanzar hasta cumplir con la resolución al pie de la letra".

La contratista, Codistel, comenzó a trabajar hace 10 días en la consolidación de un camino preexistente y la "limpieza" de la ribera sudoeste del Ñirihuau -dentro del ejido de Bariloche- para facilitar el acceso de los camiones al río. "El lunes estaremos trabajando adentro del cauce" señaló a este diario Walter Luzardi, propietario de Codistel.

Esa intervención le valió nuevas objeciones públicas a la empresa que ya anticipó la decisión de rescindir el contrato si se vuelve a demorar el inicio de obras.

"Si nos paran otra vez es mejor rescindir el contrato y que Vialidad (Nacional) vuelva a licitar los trabajos, no se puede estar un año con un contrato paralizado" sostuvo Luzardi.

El empresario detalló que ya cuentan con el permiso de la dirección de Minería rionegrina para la extracción de los 20.000 m3 de áridos previstos para la rectificación del cauce, que lleva años recostado sobre la orilla barilochense socavando las defensas del puente. También indicó que la dirección de Bosques ya está trabajando en la marcación de los ejemplares arbóreos a remover.

Los trabajos autorizados por el Codema prevén una intervención sobre el cauce del Ñirihuau 200 metros aguas abajo y 100 metros aguas arriba del puente para encausar el flujo del río en el vano central de esa estructura y reforzar las defensas dañadas.

Comentá la nota