Reordenamiento vial: en 5 días, hubo 21 autos retenidos y 220 infracciones

Los datos fueron aportados por el Juzgado de Faltas. El director de Tránsito municipal adelantó que esta semana se incorporarán megáfonos y pondrán la lupa sobre las motos que generan ruidos molestos.
Los cambios en el tránsito del centro de San Luis poco a poco se empiezan a notar. Los cordones pintados de amarillo, la cartelería en cada cuadra y la presencia de policías e inspectores municipales contribuyen a que los conductores tomen conciencia de los nuevos lugares donde se prohibió estacionar para agilizar el movimiento vehicular.

Pero en esa tarea también tienen su peso las sanciones, que al cabo de los primeros cinco días de implementación acumulan 220 infracciones y 21 rodados retenidos.

Los datos proporcionados por el juez de Faltas, Alejandro Ferrari, sirven como termómetro de la marcha del Plan de Reordenamiento Vial y fueron los que recabaron en el Juzgado hasta el viernes al mediodía, día en que el ex integrante del Tribunal Electoral Municipal retornó de las vacaciones y retomó su función.

Ferrari precisó que desde el lunes pasado ingresaron 150 actas efectuadas por personal de la Comuna y otras 70 por efectivos policiales. Y recordó que todos los infractores deberán pagar como mínimo 200 pesos para enmendar la violación a las normas locales y nacionales. “Vi algunas actas en que los infractores eran reincidentes, para ellos la multa será mayor”, ratificó el magistrado sobre los casos que deberán abonar un piso de 300 pesos.

El juez también detalló que de los 21 automóviles retenidos, en 12 tuvieron participación inspectores municipales y en los otros 9 policías. “Se llegó a esa medida porque estaban entorpeciendo el tránsito o infringían zonas reservadas, como los lugares para las personas con capacidades diferentes”, citó como ejemplo de una medida que se tomó en aquellos vehículos en los que no se encontraba el conductor. Tal como se había adelantado, fueron removidos y trasladados en grúa hasta donde hoy tiene su asiento la Dirección de Tránsito y Vía Pública y donde antes supo funcionar la empresa SEM, en calle Pringles entre avenida Perón e Ituzaingó.

Para el director de Tránsito y Vía Pública, Luis Biaggio, los números de infracciones y de retenciones vehiculares son pocos en comparación con el movimiento del tránsito que hay dentro de las cuatro avenidas centrales de la ciudad. Y sigue considerando que la mayoría de los vecinos cumple con las normas del reordenamiento vial.

Megáfonos y motos con ruidos molestos

El Plan de Reordenamiento Vial tendrá dos novedades esta semana. Una será la incorporación de megáfonos para sumarlos como herramienta de organización del tránsito. La otra consistirá en ajustar los controles sobre las motos que generan ruidos molestos a través del caño de escape o equipos de sonidos similares a los de un automóvil.

“Desde esta semana empezaríamos a trabajar con los megáfonos tanto para el peatón que cruza por cualquier lugar de la cuadra, el automovilista y el motociclista que estacionan mal como para el taxista que lo haga en doble fila y sabe que tiene sus paradas para ascenso y descenso de pasajeros”, adelantó Biaggio las situaciones en los que serán utilizados por los inspectores municipales. Mientras que no se los proveerá a la Policía porque ya cuenta con altavoz en los móviles y también en las motos afectadas al servicio. Según el funcionario, el operativo sobre las motos particulares no apuntará a coartar la libertad del conductor o el ocupante a escuchar música, sino a que el volumen no moleste a los demás. Para más adelante quedará la implementación de radares de velocidad para evitar excesos y el rediseño de las paradas de colectivos en lo que se trabaja para facilitar la capacidad de maniobrar a los choferes e impedir que los micros sean un obstáculo en el tránsito.

Comentá la nota