Renunció el titular de la Dirección General para Personas con Discapacidad

Se trata de Antonio Díaz, quien tomó la decisión de manera indeclinable, molesto por el nuevo organigrama que determinó la ministra del Desarrollo Social, Griselda Herrera, en el organismo. "No puedo ver como un área tan sensible como Discapacidad, que requiere intervenciones específicas y focalizadas vaya perdiendo rango y alejándose de la estructura administrativa política mayor", sentenció el ex funcionario.

Luego de tres años al frente del la Dirección General para Personas con Discapacidad, Antonio Díaz, presentó su renuncia en carácter indeclinable al cargo, a la ministra de Desarrollo Social, Griselda Herrera. La nueva dependencia administrativa que se quiere dar al área y que le quita rango y, un pedido de achicamiento de la estructura, fueron el desencadenante de la dimisión.

Antonio Díaz presentó su renuncia a la ministra Griselda Herrera anteayer, tras haber mantenido una reunión con la funcionaria en la que se le informó la nueva estructura que se conformará en el Ministerio de Desarrollo Social y la impronta que se quiere dar al área de Discapacidad, con una dependencia administrativa que considera que le quita rango, más la propuesta de fusionar sus coordinaciones, que no comparte.

El ex funcionario manifestó que luego de una reflexión mantenida con su equipo de técnicos en torno a la nueva reestructura que se plantea para Discapacidad, presentó su renuncia, más allá de que era uno de los pocos funcionarios de la cartera social que estaba confirmado en su cargo.

Díaz reconoció que si bien con Herrera lo une una relación de amistad no comparte la forma "de reestructurar que tiene para el área. Y cuando uno no está convencido tiene que hacer un paso al costado y dejar que los mandatarios obren de la manera que quieren", acotó

Quitarle rango

Uno de los motivos que llevaron al alejamiento de Díaz, es que en la nueva reestructura, a la Dirección de Discapacidad se le quita la dependencia directa, que en la gestión anterior, tenia del Ministro de Desarrollo Social y que ahora pasaría a depender de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Familia que, estaba a cargo de Azucena "Kily" Ceballos y en la actualidad de Liliana Cabral.

Para Díaz esto implica quitarle rango a la Dirección de Discapacidad ya que en la instancia administrativa los expedientes se tendrán que elevar primero a la subsecretaria y esta a su vez a la ministra "para recién ahí resolver los temas y, hay cuestiones que son de urgencia y no pueden esperar".

En uno de los párrafos de la renuncia, Díaz expresó: "No puedo en estos 6 años (tres como director y 3 como integrante de equipos técnicos) ver como un área tan sensible que, requiere intervenciones específicas y focalizadas vaya perdiendo rango y alejándose de la estructura administrativa política mayor. Cuesta pensar que desde su creación como Consejo Provincial (rango Subsecretaría) vaya descendiendo a Dirección General y ahora se pretenda trasladarse a la órbita de una Subsecretaría y no se entienda la importancia de mantener el vínculo directo con el ministro".

Reducción de coordinaciones

Otro de los puntos de la nueva estructura que Díaz no comparte, es que la ministra Herrera "está pensando fusionar algunas coordinaciones que tiene el área". De las tres coordinaciones que tiene: Salud, Sociales y Educación "quiere que se reduzca a una o a dos", explicó.

Para Díaz, la discapacidad es una cuestión netamente transversal que abarca todos los organismos públicos, privados y todo el proceso evolutivo de la vida.

"Antes, cuando éramos Consejo de Discapacidad también teníamos una Coordinación de Infraestructura que se vino abajo y, con estas tres coordinaciones subsistimos e hicimos muchas cosas a nivel de promoción y asistencia", explicó. Y reconoció no estar de acuerdo con priorizar entre una o la otra.

Al respecto, Díaz consideró que un médico no aborda el tema educativo ni social, "un trabajador social no aborda el tema médico ni educativo y un pedagogo no trata todo lo referido a salud. Si ya me sacaron una coordinación no sabría cual priorizar de estar tres", relató el profesional.

"No hay animosidad"

El ex funcionario aclaró que "no es animosidad" para la gestión de Griselda Herrera. "La voy a seguir acompañando porque le tengo afecto, es muy trabajadora, muy militante, simplemente que no comparto las perspectivas y miradas" que se plantean, remarcó.

Díaz también se refirió a los proyectos que deja inconclusos y que espera que se continúe trabajando para su concreción. Ellos son: una propuesta de integración educativa con el Ministerio de Educación, una especialización a nivel universitario para la detección temprana de la discapacidad, un proyecto para abordar la alimentación en la discapacidad ya que determinados síndromes requieren alimentos específicos.

Asimismo, se refirió a la importancia de continuar con los programas en ejecución como: Integrando Diferencias a través del Arte (que tiene 67 profesores en la Provincia), Asistentes domiciliarios (con 176 beneficiarios), las capacitaciones en lengua y señas, de orientación en movilidad y sistema braille y reactivar la formación laboral.

Finalmente, el ex director de Discapacidad, manifestó que sería importante que el nuevo equipo que se conforme se siga moviendo en esta perspectiva "y espero de todo corazón que sea gente que apueste a la prevención y la promoción de los derechos de las personas con discapacidad porque también son ciudadanos".

Comentá la nota