Renunció el secretario de Obras Públicas de la gestión Gutiérrez

El titular de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Quilmes, el arquitecto Brian Renison, dejó su cargo ayer por la mañana tras presentar la renuncia a raíz de las diferencias surgidas con el intendente Francisco Gutiérrez.
El propio arquitecto no dio los motivos de su dimisión ya que consideró que el Municipio será el encargado de brindar la información a la prensa. Trascendió que con Renison renunció todo su equipo de colaboradores que cumplían funciones en los cargos políticos de la Secretaría de Obras Públicas (Mario Pérez, Guillermo Boffelli, Carlos Sagasti, Guillermo Ruggero). Al cierre de esta edición se especulaba con la posibilidad de que algunos de ellos continuaran, entre los cuales se mencionaba al Subsecretario Mario Scalisi.

De todos modos, se desconoce oficialmente el nombre del reemplazante de Renison. Mientras, desde distintos sectores se postulaban candidatos para ocupar el cargo en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos: Manuel Carracelas, actual Secretario de Recursos Hídricos, es impulsado desde el Concejo Deliberante local; un arquitecto de apellido Freyre, actualmente asesor del área y con domicilio en la ciudad de La Plata, es propuesto por el Secretario de Hacienda, Alejandro Tozzola. En tanto, los secretarios Claudio “Lalo” Olivares y Walter Di Giuseppe, se muestran dispuestos a ocupar en forma interina la jefatura del área.

Oficialmente se espera que entre hoy, y a más tardar, el lunes, se conozca el reemplazante de Renison.

El motivo del alejamiento del funcionario aparece a la medianoche como un interrogante, aunque la mayoría de las fuentes consultadas coinciden en hablar de un cúmulo de cuestiones -el conflicto con los barrios privados, el proyecto Techint pendiente, el fracaso del POU (Plan de Ordenamiento Urbano), el enojo de los constructores de la ciudad, entre otros-.

Renison sorprendió con su decisión ayer por la mañana, pero situaciones similares ya se habían dado en varias ocasiones en lo que va de estos meses del año. No obstante, el conflicto con los inversores del barrio a erigirse en el predio de la ex Rhodia y la sutil carta aclaratoria del presidente del Concejo Deliberante Gustavo Filareti, donde deslizó su critica a la lentitud con que se viene moviendo el expediente del proyecto mencionado, desencadenaron la dimisión del funcionario que esta vez no encontró a un Intendente ni a miembros del Gabinete demasiados dispuestos a buscar retenerlo en el cargo.

Por su parte, voceros de la Unión de la Construcción del Partido de Quilmes, se mostraron cautelosos a la hora de hablar del tema, y se expresaron dispuestos al diálogo con la gestión municipal con la intención de superar el complejo momento desatado con el alejamiento del Secretario de Obras Públicas. Se recordará que esta semana, la entidad empapeló la ciudad con afiches negros y críticas consignas en torno a serios inconvenientes que padece la actividad en el Distrito.

Comentá la nota