Renunció el rector de la UNPSJB

El rector de la UNPSJB, Jorge Gil, presentó su renuncia tras la creación de la Universidad de Chubut, a la que dedicó duros cuestionamientos. En la sesión de febrero, el Consejo Superior decidirá si se la acepta o no.
“Decidimos informar a la comunidad sobre esta situación para que haga los análisis y las consultas pertinentes”. Con estas palabras, abrió ayer su conferencia de prensa el rector de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB). Jorge Gil informó allí que presentó su renuncia al cargo, aunque la misma deberá aceptarla –o no- el Consejo Superior de la casa de estudios, que recién se vuelve a reunir en febrero. Nada se dijo sobre la decisión que adoptaría la vicerrectora, Elsa Bonini.

Gil dedicó duros conceptos al Gobierno provincial, especialmente a los legisladores que aún siendo docentes de la UNPSJB (Miguel Montoya, Diego Touriñan y José Karamarko) votaron a favor de la creación de “una universidad paralela sin realizar observaciones, ni aportes al respecto”.

“’Montoyita’, Touriñan y Karamarko merecen nuestra desconsideración, de la misma manera que ellos desconsideraron a nuestra Universidad, considerando sobre todo que votaron bajo el criterio de obediencia debida”, expresó el rector.

Gil consideró que la casa de estudios –que tendrá sede en Rawson- provocará “desaprovechamiento financiero y de recursos humanos”, advirtiendo que “incidirá negativamente” en el futuro económico de los chubutenses.

En ese marco, informó que el lunes presentó su renuncia por escrito ante el Consejo Superior de la UNPSJB, luego de que la mayoría de los diputados de la Comisión de Educación votaran el dictamen a favor de la sanción de la ley que, el miércoles fue aprobada también por mayoría.

ARGUMENTOS

Gil consideró que la aprobación de la ley significó un “serio agravio”, no solamente a esta institución sino a la concepción universitaria, enmarcándola en un “grave retroceso del modelo universitario, que implicará en el futuro un esquema presupuestario que repercutirá en todos los chubutanos y no en la calidad educativa. Esto presupone una concepción ideológica del que renegamos, que es pensar que el proceso de apropiación del conocimiento está sujeto a las mismas normas de cooptación de los recursos naturales”.

Sostuvo que el poder político provincial no escuchó las propuestas presentadas por la UNPSJB que buscan transformarse en alternativas a la creación de la Universidad, indicando además que los argumentos esgrimidos por el oficialismo “son falaces e inexactos, dado que el problema de la educación en la provincia está vinculado al esquema de la educación secundaria, no a la educación universitaria. No hay una demanda popular de una nueva universidad; es una decisión autónoma que nada tiene que ver con el pensamiento de la comunidad”.

También sostuvo que con los fondos destinados a poner en funcionamiento la universidad provincial, la UNPSJB podría poner a funcionar la carrera de enfermería completa en Esquel y adquirir equipamiento para los laboratorios.

“El resquebrajamiento de los gobiernos como estos se demuestra incluso en las acciones que tienen sus funcionarios”, acotó Gil, indicando que el 13 de noviembre recibió una nota del intendente de Rawson, Adrián López, que pedía que la Universidad de la Patagonia instalara en la ciudad capital una sede considerando que hay una importante cantidad de estudiantes que cursan la tecnicatura en Turismo y la licenciatura de Trabajo Social que dicta esta casa de estudios.

López es el mismo intendente que aplaudió eufórico la sesión legislativa en la que se avaló la creación de la universidad de Chubut.

Comentá la nota