Renunció el procurador general

La crisis desatada por la pretensión oficialista de usar reservas del Banco Central para el pago de la deuda comienza a dejar su huella en la pirámide de poder kirchnerista: ayer renunció el procurador general del Tesoro, Osvaldo Guglielmino, cuyo rol fue clave en la embestida contra el titular del BCRA, Martín Redrado.
La salida de Guglielmino -un funcionario ligado al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini- se produjo un día después de su presentación ante la comisión bicameral que debe pronunciarse sobre la situación de Redrado.

Luego de exponer ante los legisladores, Guglielmino se negó a hacer declaraciones, amparándose en el secreto que impone el reglamento de la comisión parlamentaria.

Guglielmino había impulsado una de las denuncias que pesan sobre el presidente del Banco Central, Martín Redrado, duramente cuestionado por el Gobierno nacional.

Comentá la nota