Renunció el presidente de Gamsur; asume José Lago

Martín Abasolo comandó durante 13 días el desembarco del Municipio en el área operativa de la mixta. Jure le pidió que dejara el cargo. "Estaba acordado", dijo el renunciante. Lago será designado hoy.
Pa­sa­ron 13 días des­de que Mar­tín Aba­so­lo, co­mo re­pre­sen­tan­te del Es­ta­do mu­ni­ci­pal, to­mó el con­trol de la em­pre­sa Gam­sur. Río Cuar­to es­ta­ba a ho­ras de que­dar­se sin re­co­lec­ción de re­si­duos por­que la mix­ta se ha­bía que­da­do sin con­duc­ción. Al día si­guien­te, el pre­si­den­te anun­ció que ha­bría un plan de emer­gen­cia por 90 días. Sin em­bar­go, ayer re­nun­ció. Ex­pli­có que su sa­li­da es­ta­ba acor­da­da de an­te­ma­no, que su ob­je­ti­vo era de­jar acei­ta­do el me­ca­nis­mo ad­mi­nis­tra­ti­vo que le per­mi­tie­ra a Gam­sur se­guir fun­cio­nan­do. Y ase­gu­ró que esa me­ta se cum­plió.

Hoy mis­mo, Ju­re en­via­rá al Con­ce­jo De­li­be­ran­te el de­cre­to de de­sig­na­ción del nue­vo pre­si­den­te: Jo­sé Er­nes­to La­go, que in­te­gró du­ran­te 12 años el ga­bi­ne­te de Be­nig­no Rins y fue se­cre­ta­rio de Go­bier­no en dos pe­río­dos.

Aba­so­lo ha­bía si­do nom­bra­do por el in­ten­den­te en di­ciem­bre del año pa­sa­do pe­ro, co­mo no ha­bía si­do ava­la­do por la asam­blea de so­cios de la mix­ta, nun­ca pu­do asu­mir.

Has­ta que los ase­so­res ju­rí­di­cos del go­bier­no determinaron que el de­cre­to de de­sig­na­ción de Ju­re y el vo­to uná­ni­me que le ha­bía da­do el Con­ce­jo De­li­be­ran­te al­can­za­ban de so­bra pa­ra que Aba­so­lo asu­mie­ra. En­ton­ces, el 21 de ma­yo to­mó el con­trol ope­ra­ti­vo de la mix­ta y tu­vo la com­pli­ca­da ta­rea ini­cial de ga­ran­ti­zar el ser­vi­cio du­ran­te un fin de se­ma­na lar­go y ca­si sin in­su­mos.

An­tes de lo es­pe­ra­do

Se pre­veía que Aba­so­lo de­ja­ra la con­duc­ción de la mix­ta cuan­do el go­bier­no tu­vie­ra en­ca­mi­na­da la ne­go­cia­ción pa­ra re­sol­ver el con­flic­to con la ba­su­ra. En­ton­ces, ha­bía tres op­cio­nes. Co­mo el in­ten­den­te ya ha­bía de­fi­ni­do que no pa­ga­ría los 2,5 mi­llo­nes de pe­sos men­sua­les que re­cla­ma­ban los em­pre­sa­rios de Gam­sur, se ba­ra­ja­ba la po­si­bi­li­dad de que la es­ta­tal cor­do­be­sa Cre­se de­sem­bar­ca­ra en Río Cuar­to, que se crea­ra un en­te mu­ni­ci­pal o que, di­rec­ta­men­te, el Es­ta­do ab­sor­bie­ra la ma­yo­ría de las ac­cio­nes de la mix­ta.

Aho­ra, en el ta­ble­ro del in­ten­den­te ha que­da­do una so­la al­ter­na­ti­va: que­dar­se con Gam­sur aun­que la ma­yo­ría de la so­cie­dad pasará a ma­nos del Es­ta­do.

A pe­sar de que Aba­so­lo es­pe­ra­ba un pe­río­do más lar­go, Ju­re de­ci­dió pe­dir­le la re­nun­cia es­ta mis­ma se­ma­na.

"Des­de un prin­ci­pio se plan­teó que ni bien es­tu­vie­ra en­ca­mi­na­do el me­ca­nis­mo ad­mi­nis­tra­ti­vo iba a ce­sar en mi fun­ción. Si bien el es­que­ma fue más cor­to de lo que yo pen­sa­ba, lo cier­to es que ya es­tá en­cau­za­do. Gam­sur es una em­pre­sa que ne­ce­si­ta 24 ho­ras de de­di­ca­ción y yo le ex­pli­qué al in­ten­den­te que ten­go otra ac­ti­vi­dad, soy abo­ga­do, y no pue­do aban­do­nar­la", ma­ni­fes­tó Aba­so­lo.

Des­de el go­bier­no mu­ni­ci­pal con­fir­ma­ron que el reem­pla­zan­te se­rá La­go, que no só­lo ten­drá que ga­ran­ti­zar la re­co­lec­ción de re­si­duos si­no, ade­más, en­ca­mi­nar la em­pre­sa mix­ta ha­cia la es­ta­ti­za­ción.

El mar­tes, el in­ten­den­te Ju­re ten­só aún más la cuer­da con los so­cios pri­va­dos de Gam­sur, a quie­nes acu­só de ge­ne­rar el­con­flic­to con el Mu­ni­ci­pio por­que el go­bier­no no acep­tó pa­gar­les ci­fras ex­ce­si­vas por los ma­yo­res cos­tos y por el ca­non men­sual.

"Mu­chas ve­ces es­cu­cho que cri­ti­can a es­te go­bier­no por­que ha te­ni­do un con­flic­to tras otro. La ver­dad es que, se­gu­ra­men­te, no hu­bié­se­mos te­ni­do con­flic­to si hu­bié­ra­mos acep­ta­do 12,5 mi­llo­nes de pe­sos de ma­yo­res cos­tos por la re­co­lec­ción de la ba­su­ra.

Pe­ro pre­fe­ri­mos te­ner el con­flic­to", di­jo el in­ten­den­te du­ran­te el dis­cur­so en el Sa­lón Blan­co en el ac­to de asun­ción de Car­los Or­dó­ñez co­mo se­cre­ta­rio de Go­bier­no y de Clau­dio Mi­ran­da co­mo ti­tu­lar de De­sa­rro­llo Ur­ba­no.

La crí­ti­ca del je­fe co­mu­nal pro­vo­có un fuer­te ma­les­tar en­tre los so­cios pri­va­dos, que es­tán ne­go­cian­do su re­ti­ro de la mix­ta.

Negocian el traspaso de las acciones

El go­bier­no mu­ni­ci­pal y los em­pre­sa­rios de Gam­sur ya es­tán ne­go­cian­do el tras­pa­so de ac­cio­nes al Es­ta­do. El ob­je­ti­vo del Eje­cu­ti­vo es que­dar­se con, al me­nos, el 51 por cien­to del pa­que­te ac­cio­na­rio y ga­ran­ti­zar­se así el con­trol to­tal de la em­pre­sa mix­ta.

Una de las op­cio­nes que se es­tá ba­ra­jan­do es que, co­mo la si­tua­ción fi­nan­cie­ra si­gue sien­do muy de­li­ca­da, el Mu­ni­ci­pio no ad­quie­ra las ac­cio­nes con di­ne­ro en efec­ti­vo si­no con bie­nes.

Por ejem­plo, el Es­ta­do mu­ni­ci­pal com­pró, du­ran­te la épo­ca de Rins, más de 1.800 te­rre­nos que es­ta­ban des­ti­na­dos a cons­truir los pla­nes de vi­vien­das pro­me­ti­dos por la Na­ción. Co­mo esos pla­nes que­da­ron en la na­da, los lo­tes se usa­rían pa­ra pa­gar la deu­da.

Comentá la nota