Renunció la ministra Cristina Regazzoli

Una jueza confirmó ayer lo que algunos querían desmentir: hubo menores abusados en un hogar que depende de MBS. Esa y otras situaciones terminaron por agotar a la funcionaria. Buscan su reemplazante.
Cristina Regazzoli renunció a su cargo de ministra de Bienestar Social, y en pocas horas concretaría su alejamiento definitivo del gabinete del gobernador Oscar Mario Jorge. La información, que fue aportada a este diario por distintas fuentes del entorno gubernamental, señala que al fin Regazzoli concretó una decisión que venía analizando desde hace varias semanas, y que sólo postergó por un pedido del primer mandatario.

En su momento se habló de su alejamiento molesta por que no se enviaba a la Legislatura el proyecto de ley del Ministerio de Salud, pero cuando Jorge lo puso a consideración de los diputados -hace algunos días- se desactivó su dimisión.

No obstante hubo distintas circunstancias que habrían abonado a ese "cansancio" que aduce la electa diputada nacional -asumirá en diciembre próximo-, entre las que se incluían aquella disputa por el nuevo ministerio, los subsidios entregados a mansalva en el período preelectoral y que la pusieron -en realidad la mantienen aún- en el ojo de la tormenta, los problemas en el área de Salud Pública, y sobre todo la crítica cuestión de la minoridad en el área de su ministerio.

Una semana.

La despedida de Regazzoli habría sido comunicada por la ministra la semana anterior, pero el propio gobernador le pidió que siga en su cargo hasta tener en claro quién iba a ser su reemplazante. Ayer, la confirmación de la jueza Laura Armagno de que hubo niños abusados en un hogar de menores que depende precisamente del área de Bienestar Social -dando así por tierra con especulaciones que le restaban crédito a una denuncia que algunos pretendieran considerarla anónima (y que no lo era para LA ARENA)-, habría actuado como detonante para decidirla a dejar el cargo.

Hace algunos días la versión echada a correr hablaba de la renuncia de César Rodríguez al ministerio de Gobierno y Justicia -más tarde desmentida-, después fueron dos funcionarios de la misma área de Bienestar Social los que estuvieron -¿o lo están todavía?- en la picota, y ahora la que aparece en el centro de la escena es la propia Cristina Regazzoli.

Criticada.

Sacudida por distintos motivos que van desde la crítica cuestión de los menores que hoy está en el tapete, y siendo investigada por la justicia, más algunos indicadores que están dando cuenta de un preocupante deterioro de la red social, y cuestionamientos diversos a su gestión, Regazzoli le puso punto final a su permanencia en el gobierno de Jorge.

El gobernador le habría solicitado no obstante una semana de plazo para designar a su reemplazante, y a esta altura ya son varios los que se prueban el traje para asumir en la cartera de Bienestar Social.

Naturalmente cuando estas situaciones se producen suelen aparecer los operadores que tratan de poner en la grilla a sus candidatos y pretenden llevar agua para su molino. Así es que surgen versiones, nombres y explicaciones, dando paso a un internismo que nadie admite jugar pero en el que todos ponen una dosis de atención.

¿Candidatos? Son varios y de distinta extracción. Están los "jorgistas puros", como Gustavo Fernández Mendía -reivindicado con el gobernador en los últimos tiempos-, y Marcelo Díaz -este tendría más chances-, quien fue funcionario durante su gestión en el municipio capitalino. Después aparecen otros nombres que ya estuvieron en danza como el del subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá y su par de Abordaje de las Adicciones, Roberto Moro, cuyas posibilidades serían pocas. ¿Luis Ordóñez? El médico sería el número puesto para el futuro Ministerio de Salud.

Quizás, como sucedió en anteriores oportunidades, aparezcan algunas tibias desmentidas, pero lo cierto es que la decisión de Regazzoli está tomada y sólo falta que el gobernador designe a quien habrá de reemplazarla.

Comentá la nota