Renunció el intendente K de Balcarce

Renunció el intendente K de Balcarce
Anunció la decisión luego de que el Concejo Deliberante conformara una comisión para investigar supuestas irregularidades de su gestión. Había asumido en 2007, por el Frente para la Victoria. Pero ya había ocupado el cargo entre 1991 y 2003.
El intendente de Balcarce renunció. José Luis Pérez, un viejo lobo de mar, un hombre que fue de los primeros intendentes menemistas bonaerenses, que luego fue candidato a vicegobernador de Luis Patti, que más tarde pasó a las filas de Eduardo Duhalde, que también fue funcionario de Felipe Solá, y que ahora gestionaba su cuarto mandato como jefe municipal alineado con el kirchnerismo, abandonó el cargo para el que lo eligieron hace apenas dos años. "Me pudrieron", dijo Pérez, algunas horas atrás, cuando informó sobre su renuncia indeclinable y juró que lo hacía cansado de los agravios personales que le dedicaban los opositores. Pero su paso al costado coincidió con la iniciativa de los concejales para formar una comisión que investigue supuestas irregularidades administrativas.

"Y como corolario aparece esto de la comisión investigadora. Cuando leí el diario me puse mal. Leí la nota de los once ediles que piden esto y me pareció disparatado. Me dará satisfacción ver trabajar a los concejales. Si van a investigar desde 2007 hasta ahora, en treinta días, tendrán que trabajar, cosa que no es habitual que hagan", dijo Pérez, El Patón, que sorprendió a casi toda su tropa política con su salida.

El concejal Rubén Viglianchino, un independiente de bloque unipersonal que pidió que se investigue al intendente, asegura que el motivo de la renuncia de Pérez es un kiosco. Un kiosco de verdad. Para más precisiones: la habilitación de un kiosco a nombre de una persona que pocos días atrás cuando la policía allanó su casa le encontró 700 gramos de marihuana. El problema es que el renunciado Pérez había sido advertido del asunto, hasta tal punto que todos los concejales, incluso los cuatro que le responden, rechazaron la cesión del local –donde funciona un kiosco, frente a la comisaría– a quien luego fuera detenido.

"No tengo ninguna duda de que el intendente es un corrupto. Y un hombre irracional. Está imputado en Dolores en una causa donde se investiga un desfalco con subsidios para gente que supuestamente producía miel. Este hombre en el año 91 tenía un Citroën podrido y ahora toda la familia tiene autos nuevos, tiene una casaquinta y varios departamentos", le dijo a Crítica de la Argentina.

Cerca del intendente subrayaron que Pérez se va por cuestiones personales y cansado por las "faltas de respeto y las agresiones". Pero en Balcarce hacía un buen rato que se especulaba con una posible renuncia del jefe municipal. Primero, a poco de asumir, a Pérez lo hirió el conflicto con los productores rurales de su pueblo, en especial un enfrentamiento con la conducción de la conservadora y poderosa Carbap. Eso se le valió, por ejemplo, una manifestación en su domicilio un domingo por la noche. Y después se le hizo difícil gobernar con un Concejo Deliberante donde sólo lo apoyaban cuatro de 16 legisladores. Ya no era el mismo. En los últimos meses ni siquiera tenía el mostacho que lo acompañó toda su carrera. En las últimas elecciones, para peor, su lista quedó segunda, atrás del PRO.

Pérez ganó las elecciones hace apenas dos años. Anunció que volvía por el bronce. Pero se fue por la puerta de atrás. A partir de diciembre, lo reemplazará José Echeverría, presidente del Concejo Deliberante y hombre de su riñón.

Comentá la nota