Las renuncias marcan el gabinete de Alonso

Cuando el doctor Ricardo Alonso aceptó la propuesta de sumarse como candidato a intendente al proyecto de la Unión Vecinal Angostura Comunal (UVAC) puso condiciones. Planteó que en el caso de que la novel fuerza ganara la elección municipal del 3 de junio de 2007, él elegiría su gabinete.
Los vecinalistas estuvieron de acuerdo. No pensaron que le ganarían a dos pesos pesados como el MPN y el PJ. Pero ocurrió.

Tras el triunfo, Alonso comenzó la búsqueda de los futuros funcionarios. Algunos dirigentes de la UVAC se habían probado el traje de secretarios, pero tuvieron que resignarse a ocupar puestos de segunda o tercera línea.

Alonso presentó su gabinete el 10 de diciembre de 2007 y destacó que todos eran universitarios. "Con el equipo que elegí, nos vamos a dedicar hacer hechos, no palabras", afirmó frente a la multitud que concurrió al Centro de Convenciones entusiasmada con la propuesta de cambio.

Un año y medio después, la foto del gabinete que presentó en sociedad tiene varias ausencias. La primera renuncia fue la del secretario de Control de Gestión, Alejandro Wolter, quien se marchó en mayo de 2008.

A partir de entonces, se fueron los secretarios de Desarrollo Social, de Seguridad, directores de Obras Públicas, de Desarrollo Social, de Vivienda, de Higiene Urbana, de Márketing, y esta semana se conocieron las renuncias de la Secretaria y la directora de Desarrollo Social, que habían asumido en noviembre pasado. Además se confirmó lo que era un secreto a voces, la renuncia del secretario de Obras y Servicios Públicos, Reynaldo Terpín.

La falta de recursos para dar respuestas a las demandas es una razón de peso para dejar el gabinete. Pero hay otra razón que circula en los despachos y pasillos de la Municipalidad y apunta a una interna.

Alonso no ha podido resolver la disputa entre la dirigencia de la mesa chica de la UVAC y los funcionarios que no están alineados con el partido vecinal. Las fuentes consultadas advirtieron que el núcleo duro de la UVAC apunta a sostener el proyecto político más allá de 2011. En cambio, Alonso y otros funcionarios sólo quieren terminar el mandato y lograr los objetivos planteados.

En las semanas últimas se ha observado un avance de "los puros" sobre el sector que no milita en el vecinalismo. La excepción es la renuncia de Edgardo Cortese, quien fue uno de los fundadores de la UVAC, pero se alejó por las profundas diferencias con algunos funcionarios de primera línea.

Terpín se quedó sin apoyo y se fue presionado por "los puros" que cuestionaron desde que llegó su pertenencia al MPN. Ahora, Alonso deberá rearmar, una vez más, su gabinete, aunque la vacante de Terpín la cubrió con el polifuncional subsecretario de Seguridad y director de Defensa Civil, David Tressens. Un cargo que, según las fuentes, quería el subsecretario de Economía, Eugenio Rossi. La de Terpín, ¿será la última renuncia?

Comentá la nota