Renunciaron dirigentes del PJ de cinco departamentos de la provincia

En el partido recibieron la dimisión de los presidentes de los consejos de Belgrano, Ayacucho, San Martín y Dupuy. También la presentó la totalidad de los miembros de Pedernera. Se despeja el camino para la normalización de los departamentos.
La conducción justicialista de San Martín, Belgrano, Ayacucho, Pedernera y Dupuy oficializó ayer su renuncia y se puso a tono con las crecientes versiones de intervención de al menos tres consejos departamentales. Así los dirigentes allanaron el camino para la normalización por la vía electoral de los distritos que quedaron en la mira tras los resultados electorales del domingo. Ahora el Consejo Provincial tendrá la potestad de aceptar o rechazar las dimisiones.

El escenario de crisis que plantearon autoridades partidarias en algunos lugares puntuales como secuela de los comicios legislativos provocó los primeros movimientos concretos con la renuncia de los presidentes de cuatro consejos departamentales y de la totalidad de los miembros del Consejo Departamental Pedernera, todos por decisión propia, confirmaron fuentes del peronismo local.

Alicia Arrieta, a cargo del Consejo Departamental Dupuy, y Alberto Leyes, quien preside el de Belgrano, dieron un paso al costado luego de conocer la lectura que hicieron en el PJ sobre los contundentes triunfos en la categoría diputado nacional y el fracaso en la contienda de diputado provincial, donde el oficialismo perdió cuatro bancas a manos del Acuerdo Cívico y Social y solo consiguió imponer un diputado en ambos casos.

Pero en el análisis más minucioso también influyó que tres de los cuatro diputados electos son intendentes que llegaron al cargo por el Frente Justicialista o sus aliados -el jefe comunal de Nogolí y diputado electo, Carlos Jofré, ingresó por el PRO- y, enojados por quedarse afuera de las listas del oficialismo, aceptaron la propuesta de la fuerza electoral de Elisa Carrió para integrar su boleta. En Dupuy sucedió algo similar, lo que despertó cuestionamientos de diferentes sectores, como del ex diputado radical del sur provincial Carlos Amondaraín.

La renuncia del presidente del Consejo Departamental San Martín, José Salazar, no está vinculada a una derrota justicialista, donde el sello que gobierna la provincia logró el 87% de los votos para diputado nacional y consiguió retener la representación en el Senado. La deserción de su cabeza visible está emparentada a la maniobra de los intendentes del PJ que empujaron a los de partidos aliados a participar del acto eleccionario por otras fuerzas electorales. El caso más visible es el del intendente de Las Chacras, Roberto Zevallos, quien en el 2007 accedió al municipio por el PUL, ahora se presentó para senador por el Frente Popular y quedó a menos de seis puntos porcentuales de Diego Barroso, electo el domingo.

En el departamento Pedernera la situación también es diferente. El Frente Justicialista Es Posible salió victorioso en diputados nacionales y también obtuvo el escaño en Senadores. Pero la mala selección de los candidatos a concejal y la decisión de no incluir en la lista a otras fuerzas aliadas como el Mocomer y el Partido Malvinense, que entre ambas sumaron el 70% de los votos cosechados por el PJ, le restó cuatro bancas en el legislativo municipal. Esos fueron los detonantes de la ola de renuncias en el Consejo Departamental que encabezaba Ivone Ruiz de Miranda, afecta a sus doce miembros e hizo efecto dominó en el titular del consejo ejecutivo de Justo Daract, Sandro Sacco.

La dimisión más llamativa es la del senador Sergio Alvarez a la presidencia del Consejo Departamental Ayacucho. En el distrito, el oficialismo no tuvo dificultades electorales ni siquiera en Luján donde se jugaba la intendencia. "La he puesto a disposición para que el Consejo Provincial evalúe la actualidad del departamento", dijo ayer a El Diario de la República el legislador que había exteriorizado su desazón cuando no fue ungido por la conducción partidaria para ir por la reelección.

Alvarez dejó entrever que puede haber alejamientos de dirigentes de otros departamentos de la provincia. Sin embargo, desde el PJ aclararon que el Consejo Provincial, que preside Alberto Rodríguez Saá, tiene facultades para intervenir en cualquier momento los consejos departamentales, independientemente que los dirigentes presenten la renuncia por su cuenta. "Lo que han hecho los dirigentes es conferirle una atribución extra al Consejo Provincial", explicaron desde la sede de Caídos en Malvinas.

Comentá la nota