Renuncian tres opositores a Evo

Aunque sea un hecho administrativo, no por eso deja de ser simbólico. Tres prefectos (gobernadores) de oposición de Bolivia, los principales adversarios políticos del presidente Evo Morales, renunciaron ayer a sus cargos para habilitarse como candidatos al mismo puesto en las elecciones prefecturales de abril próximo.
Los prefectos autonomistas Rubén Costas (Santa Cruz), Mario Cossío (Tarija) y Ernesto Suárez (Beni) presentaron sus dimisiones, para cumplir con la Constitución que los obliga a renunciar noventa días antes de las elecciones. Los cargos fueron ocupados por los secretarios generales, elegidos a dedo por los renunciantes, de acuerdo con la ley.

Bolivia irá a las urnas el 4 de abril próximo para elegir a nueve gobernadores y más de 300 alcaldes, por períodos de cinco años. El derechista Costas, que buscará nuevamente el cargo en la apetecida región de Santa Cruz, el departamento más rico de Bolivia y feudo opositor, presentó su dimisión en un acto público en el que agradeció el apoyo de sus colaboradores. "Les agradezco por ser profesionales con mística y convicción", afirmó el derechista Costas.

También se esperaba la renuncia de la cuarta prefecta opositora, Savina Cuéllar, de Chuquisaca, pero ella optó a última hora por dar vía libre a otros dirigentes locales para postularse como adversarios del oficialismo. En los otros cuatro departamentos restantes, la oposición va esmirriada, porque son leales bastiones electorales del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS).

Comentá la nota