Renuncian Scioli y Balestrini a las bancas testimoniales

Renuncian Scioli y Balestrini a las bancas testimoniales
Daniel Scioli y Alberto Balestrini presentarán en las próximas horas sus renuncias a las bancas de diputados nacionales que ganaron en las elecciones el 28 de junio.
Junto a ellos harán lo mismo todos los candidatos "testimoniales" que fueron a las urnas en esa oportunidad cuando ya tenían otros cargos electivos en la Legislatura bonaerense y en intendencias de Buenos Aires. En esa elección Scioli y Balestrini, los intendentes del conurbano y algunos diputados nacionales se presentaron a cargos de menor jerarquía institucional con un propósito publicitario. Esas candidaturas fueron impugnadas por la oposición pero la Cámara Nacional Electoral en una sentencia dividida, las rechazó porque no violaban el código electoral.

La idea de renunciar a las bancas de él y la de Balestrini la trajo Scioli de Miami, adonde viajó por 48 horas para participar de un seminario sobre América Latina, y la discutió esta mañana con Balestrini en una reunión en La Plata, previa a la que mantuvieron con todo el gabinete. La decisión persigue disipar del todo las especulaciones sobre que podrían renunciar a sus cargos de gobernador y vice y asumir las bancas. Esa especulación fue promovida desde el propio kirchnerismo desde antes del 28 de junio como parte de las escaramuzas con Scioli para que bajase las expectativas sobre una candidatura presidencial en 2011 en competencia con la que pergeña el matrimonio Kirchner.

Con las renuncias aceptadas, se produce un corrimiento de nombres en la lista del oficialismo que aún no se conoce cuántos diputados ganó. El escrutinio definitivo en el distrito más grande del país se demoró a causa de la epidemia de gripe y está terminado en un 99%. Falta discutir mesas en distritos como San Isidro en donde hubo impugnaciones, pero en horas más se conocerá ese resultado que para algunos puede mostrar una diferencia mayor en el total de votos a favor de la lista opositora que ganó con Francisco de Narváez a la cabeza.

También habrá renuncias de intendentes a concejalías testimoniales lo cual permitirá corrimiento de nombres en esos cargos. Debe recordarse que la idea de las candidaturas testimoniales la promovió Kirchner a partir de una idea del intendente de Quilmes Francisco Gutiérrez, a quien se le ha reprochado esa fantasía que no le sirvió al peronismo para ganar la elección provincial por el alto costo de imagen negativa que tuvo en el público.

El anuncio de la semana pasada de Scioli sobre que buscará un nuevo mandato como gobernador en 2011 pacificó la guerra fría con Olivos. Como informó hoy el diario Ámbito Financiero, el acuerdo lo cerró el gobernador y el negociador kirchnerista Juan Carlos Mazzón hace 15 días en una comida que se hizo en una quinta de City Bell, en las afueras de La Plata, que es el quirófano de las operaciones políticas del peronismo bonaerense.

A raíz de ese acuerdo Scioli logra que la Nación reanude el envío de fondos para superar el déficit provincial y regularizar el pago de salarios hasta fin de año.

Como ya se ha informado, Kirchner especula con una candidatura presidencial con todo el peronismo unido que consagre su candidatura en unas elecciones internas realizadas según un nuevo reglamento electoral que el gobierno enviará el Congreso. Según el proyecto, se repone el sistema de elecciones internas abiertas obligatorias para todos los partidos y para todos los votantes, aunque no en la misma fecha. La ley inhibirá a los perdedores de esas internas a postularse por afuera de sus partidos, con lo cual Kirchner aspira a forzar a que sus adversarios del peronismo participen de esa interna. En las explicaciones que da sobre esas internas hacia adentro del peronismo agota el fantasma de que si el peronismo no va unido y gana en la primera vuelta electoral, se le facilitará el triunfo a la oposición encabezada, especula, por Julio Cobos. Su criterio se sintetiza en la frase que dice que el peronismo no puede ganar en ningún ballotage y que Cobos puede ganar en cualquier ballotage. La primera vuelta es la decisiva para el peronismo, es la conclusión.

La idea de renuncias a las bancas testimoniales la preveía Scioli para los días previos al 10 de diciembre, fecha de la renovación legislativa. Pero en el viaje a los EE.UU. fue interrogado en privado y en público (por ejemplo en un reportaje emitido por la cadena CNN) sobre si asumiría la diputación. Renunciar ahora sepulta esas especulaciones e intenta frenar los efectos negativos en materia de imagen que esas "testimoniales" proyectaron sobre el oficialismo en la provincia de Bs. As., que perdió las elecciones pese a llevar en los primeros puestos de la lista de Kirchner y a Scioli. Ese procedimiento ha sido contabilizado como una de las causas de la derrota aunque Kirchner ha dicho que si no hubiera habido testimoniales esa derrota pudo ser por mayor diferencia.

No se informó sobre que otras renuncias habrá a bancas testimoniales; por ejemplo, el diputado nacional José María Díaz Bancalari, con mandato hasta 2011, ganó una diputación provincial hasta 2013 y todavía no ha dicho qué hará.

Comentá la nota