BLP: renuncia un empleado e investigan un desfalco

Denuncia: por ahora no hay denuncia penal porque no está establecido el daño material. Solamente se trata de “irregularidades”. Otro oficial de cuenta fue suspendido y la subgerente de Casa Central resultó apercibida.
Un desfalco que inicialmente ascendería a $ 36.000 -pero con indicios de que sería mayor- motivó la salida de un empleado del Banco de La Pampa, un oficial de cuenta del Area Empresas, quien fue obligado a renunciar. La supuesta “estafa” puso en la mira al departamento en el que trabaja el empleado bancario que habría realizado la maniobra en el que un oficial de cuenta fue suspendido y la subgerenta de Casa Central apercibida.

La información de lo ocurrido y las medidas adoptadas por el BLP fue revelada por la propia presidenta de la entidad, Laura Galuccio, ante una consulta de El Diario.

Respecto al incidente confirmó que “un empleado del banco, de apellido Bottino, renunció. Una auditoría interna del banco detectó cuestiones irregulares en una operatoria con dinero de clientes por las cuales Bottino fue requerido”.

“Ante las consultas por esas operatorias, este empleado renunció. Lo hizo acorralado por la auditoría del BLP”, dijo Galluccio.

Por ahora, el “daño económico” provocado sería de $ 36.000, aunque no se precisó si es en perjuicio de los clientes o del mismo banco. “Cuando establezcamos el daño material y si es lo que se debe hacer, se hará la denuncia penal”, adelantó la presidenta del BLP.

Gallucio indicó que “esto está en plena investigación”, por lo que no descartó que “probablemente sea una operatoria mayor”.

Otros alcances

El contador Raúl Bottino era oficial de cuenta del Area Empresas, una de las tres grandes áreas junto a Agro y Banca Personal en el que se estructura la entidad provincial.

Bottino tiene 11 años como empleado del Banco de La Pampa. “Era de los que van muy rápido. Uno siempre los detecta”, le confió a El Diario otro empleado con 27 años en la entidad.

Pero las supuestas “maniobras” de Bottino no fueron posibles de ser concretadas sin el “acompañamiento” o la “omisión” de otros empleados o niveles. Por eso, el BLP suspendió al otro oficial de cuentas -Mauricio Lozano- quien habría acompañado con su firma las operatorias de Bottino. Y además apercibió a la subgerenta de Casa Central, Silvia Stempelet.

Más dinero

Luego que se detectaran las operatorias irregulares realizadas por Bottino, el departamento informática del BLP inició una auditoría. Primero alcanzó a la computadora y el disco duro con los que trabajaba Bottino y luego a otras del Area Empresas.

Según una fuente consultada por este diario, la auditoría informática detectó en un primer corte un perjuicio de unos $ 300.000. “Esa cifra no es, por ahora. Por lo menos lo que tenemos comprobado...”, dijo tajante Laura Galluccio ante la consulta específica de El Diario.

Aunque al mismo tiempo admitió que probablemente las irregularidades sean superiores a los actuales $ 36.000 detectados.

Comentá la nota