Rentas lleva ejecutados a unos 8.000 contribuyentes por deudas vencidas

Es el producto del trabajo del primer semestre entre Rentas y Fiscalía de Estado. En esta etapa se abordaron, progresivamente, deudas de hace 4 años y del año pasado. Esperan evitar prescripciones y lograr el recupero de algo de dinero puesto en la calle al cobro.
El ajuste de los procedimientos en conjunto entre dos áreas sensibles del Estado provincial, como sería Rentas y Fiscalía de Estado, al parecer recién ahora han comenzado a funcionar. En estos 8 meses que van del año 2009, han enviado a ejecución a unos 8.000 deudores del Estado provincial. Estos últimos están comprendidos desde 2004 en adelante.

Según Adrián Villegas, actual director de Rentas de la provincia, "esas 8.000 ejecuciones forman parte de las intimaciones que nosotros materializamos en el año 2004. Ahora estamos por enviar una nueva tanda, pero lo vamos hacer detrás para adelante. Es decir que comenzaremos con las deudas de 2008 hacia abajo y ese proceso lo queremos comenzar el próximo mes de septiembre", aclaró Villegas.

Cabe aclarar que la ejecución es el último paso administrativo antes de que comience el juicio ejecutivo para intentar cobrar a través de la vía judicial, las deudas que tienen los particulares para con el Estado provincial.

Lo que sí se aclaró también es que, en un par de meses más, recién se implementaría el nuevo sistema de intimaciones y ejecuciones que esta vigente hace meses en la provincia. El mismo reduce los plazos entre las intimaciones y el cobro por vía judicial, de una forma sustancial. Según se aclaró en su momento, a partir de ahora, en seis meses, el contribuyente o regulariza su situación o debe responder a la justicia.

Concretamente se aclaró que existirá una primera intimación, informando que está incumpliendo con el fisco y que debe regularizar su situación. En caso de que no regularice su situación, llegará al mes siguiente una nueva intimación y, si continua incumpliendo, automáticamente se le envía la notificación de que será enviado a ejecución por vía judicial y que deberá entenderse con los abogados de Fiscalía de Estado. De acuerdo a lo manifestado por Villegas, este proceso debería agotarse en sólo seis meses. De ser así, los procesos que antes demandaban hasta 5 años, se reducirían considerablemente, logrando una mejor y mas rápida recaudación para la provincia, evitando las polémicas prescripciones de las acreencias que hoy tiene el Estado.

Comentá la nota