La renta de la soja va al interior, repartida

Aunque presionados por opositores y la Mesa de Enlace, que no quieren que lo recaudado se distribuya en el interior en vez de volver a los terratenientes, todos los jefes de gobierno adhirieron.
El Gobierno oficializó ayer la adhesión de los 24 distritos –incluida la ciudad de Buenos Aires– al Fondo Federal Solidario, integrado por la coparticipación de la recaudación por retenciones a la soja y sus derivados. Los ingresos que provengan de las exportaciones de la oleaginosa se repartirán en un 30 por ciento para las provincias y un 70 por ciento para la Nación. Según adelantó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el día en que anunció la medida, las provincias recibirán aproximadamente 6500 millones de pesos. La adhesión de todos los distritos llegó luego de que muchos dirigentes de la oposición, incluidos algunos gobernadores, rechazaran la iniciativa por considerarla una "distracción" frente a los reclamos del sector agropecuario.

Por otro lado, la Mesa de Enlace volvió a criticar la "ruptura" del diálogo por parte del Gobierno, mientras que la Federación Agraria anunció una serie de asambleas y movilizaciones en el interior a partir del 17 de abril. Desde el frente parlamentario, la oposición frenó la discusión política sobre las retenciones hasta que pasen las elecciones, aunque convocará a una sesión "no oficial" de la Comisión de Agricultura para la semana que viene.

A pesar de haber recibido varias críticas iniciales, todas las provincias y la ciudad de Buenos Aires decidieron aceptar el dinero que recibirán del Fondo Federal Solidario. Las críticas iniciales de varios gobernadores –el principal fue el cordobés Juan Carlos Schiaretti– dejaron lugar a las necesidades "de caja" (en jerga opositora) frente a los desafíos de la crisis económica y el año electoral.

"Las fuertes necesidades financieras de las provincias hicieron que los gobernadores aceptasen sin cuestionamientos el reparto de esos ingresos, cuando hace años que vienen reclamando la sanción de una nueva Ley de Coparticipación con otros criterios distributivos. La Nación viene pasando menos del 34 por ciento que fija la actual normativa. Creo que el Fondo Solidario es una manera de clausurar un debate en un momento de crisis económica", aseveró a Página/12 Luciana Díaz Frers, directora de Política Fiscal de Cippec.

Frente a este contexto, la Mesa de Enlace volvió a acusar al Ejecutivo de "interrumpir el diálogo" con el sector agropecuario. Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural, calificó de "irresponsable" la decisión del Gobierno y reclamó mayores respuestas frente a los reclamos sectoriales. El Gobierno no se quedó atrás y volvió a insistir en que las conversaciones continúan, pero a un nivel técnico.

Así lo ratificó Florencio Randazzo, ministro del Interior. "Es totalmente falsa la acusación de la Mesa de Enlace", arremetió Randazzo, en consonancia con lo que había manifestado la ministra de Producción, Débora Giorgi, el lunes por la tarde: "Es impropio y sorprendente que se hable de la interrupción del diálogo".

Con diálogo o sin diálogo, los ruralistas continuarán con su presión para bajar las retenciones. Así lo afirmó ayer la Federación Agraria, tras concluir la reunión de su Consejo Directivo. "Los productores de todo el país seguiremos movilizados durante el proceso electoral que se inicia. Es vital que se atienda el reclamo por segmentar y bajar retenciones, así como reafirmamos que la agenda de temas pendientes es más amplia", explicitó la FAA en un comunicado. Desde el 17 de abril, la entidad que conduce Eduardo Buzzi realizará una serie de movilizaciones por las ciudades de Pehuajó, Córdoba y Junín de Mendoza. También habrá actos en Santa Fe, Chaco y Entre Ríos.

En el frente parlamentario, la Mesa de Enlace convalidó que la sesión especial se pase para después de las elecciones. De todas maneras, la llamada "bancada rural" convocará para la semana que viene a una reunión de la Comisión de Agricultura –extraoficial– para iniciar una serie de debates. El frente opositor quiere incluir, en el proyecto sobre retenciones, la modificación de la Oncca.

Del lado del oficialismo, el diputado del FpV Alberto Cantero está trabajando para reunir a tres comisiones (Agricultura, Presupuesto y Comercio) con el objetivo de unificar una treintena de proyectos sobre retenciones. Y obtener mayoría en las comisiones, ya que en Agricultura el FpV pasó a ser minoría tras el cambio de bando de varios oficialistas. De todas maneras, desde la Secretaría Parlamentaria del FpV indicaron a este diario que no hay prevista ninguna reunión de comisiones para esta semana ni la siguiente. "No hay agenda de trabajo en comisiones, para que los legisladores puedan trabajar en las listas (de cara a las elecciones)", aseguraron a este diario desde el despacho de Patricia Fadel. "La estrategia tanto del oficialismo como de la oposición parece ser bajar el perfil de la discusión política. Quizás de esta manera se pueda llegar más rápido a un acuerdo", afirmó a este diario Eduardo Macaluse (SI).

Comentá la nota