Renovado y con propuestas para todos los gustos, reabre Ferimar

La reapertura se realizará hoy a las seis de la tarde en el nuevo espacio de Juan B. Justo al 600. Como ya es tradicional, la entrada será libre y gratuita. En el nuevo predio habrá 150 expositores.

Con propuestas para todos los gustos y más comodidades, Ferimar reabrirá hoy sus puertas en su nuevo predio de Juan B. Justo al 600, a sólo cinco cuadras del antiguo espacio que fue destruido el año pasado por un incendio.

La tradicional feria funcionará de seis de la tarde a una de la mañana y estará abierta hasta el 28 de febrero.

Como ya es un clásico, habrá opciones de compras para todos los gustos y espectáculos gratuitos.

En esta nueva etapa, el predio tendrá capacidad para 150 expositores que abarcarán los más variados rubros y propuestas. Un detalle: en su mayoría, son los mismos stands que estuvieron en el antiguo predio, por lo que los clientes se encontrarán con productos similares a los que se vendieron durante años.

Como es habitual, Ferimar contará todos los días a partir de las nueve de la noche con un show especial conducido por Omar Vitullo. Ahí, los turistas y marplatenses podrán ganar regalos, después de participar con los artistas en el escenario. La entrada será libre y gratuita y el espectáculo se realizará en el patio de comidas.

Este nuevo predio tendrá una particularidad: contará con un moderno sistema de panelería, lo que significa que los ambientes estarán acondicionados y el paseo tendrá una temperatura agradable.

Por otra parte, la empresa que compró los derechos de Ferimar a su anterior propietario es la misma que hace 9 años desarrolla el shopping de playa del Paseo Hermitage, por lo que ya cuenta con una importante experiencia en el rubro.

Ferimar reabre después de haber estado ausente durante una temporada. Es que el 22 de diciembre del año pasado, cuando el predio estaba remodelado y listo para recibir a los turistas, un voraz incendio destruyó gran parte de las instalaciones y destruyó la mayoría de los stands de los expositores a sólo una semana de haber sido inaugurados. Los daños fueron irreparables y la feria no pudo continuar. Ahora, con nuevos dueños y novedades, pero manteniendo la esencia del tradicional predio, comienza una nueva etapa.

Comentá la nota