Renegociación de la deuda: la Provincia aún no fue convocada

El titular de Hacienda dijo que la deuda local está dentro de parámetros de la ley fiscal.
E l Gobierno aún no fue convocado por la Casa Rosada para hablar sobre la deuda catamarqueña, en el marco de la renegociación que los distritos provinciales están obligados a hacer por una cifra global de 99 mil millones de pesos, correspondiendo el 71% de ese monto a obligaciones con la Nación.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Mamerto Acuña, dijo que todavía no recibió el llamado de sus pares federales para empezar con las tratativas.

Aseguró que aunque la Provincia mantiene una deuda de 1.300 millones de pesos, Catamarca estaría cumpliendo los requerimientos previstos en la Ley de Responsabilidad Fiscal.

"La deuda de la Provincia está en la mitad de la permitida por la Ley; otras provincias tienen niveles de compromiso superiores. Creo que la renegociación y las condiciones van a permitir un horizonte financiero mejor o peor conforme sea la propuesta que se efectúe", dijo ayer a EL ANCASTI, tras la firma de un convenio por la inclusión jubilatoria con autoridades de Desarrollo Social.

Para Acuña, la Provincia se encuentra en "niveles óptimos para contraer endeudamientos, sin comprometer rentas futuras".

"Se prevé que en años subsiguientes el ciclo económico va a tender a cambiar, por lo tanto habrá mayores recursos para enfrentar erogaciones o compromisos que se pudieran haber contraído", comentó a Radio Ancasti.

Indicó que se debe esperar hasta la finalización del año para poder conocer la real situación económica de la Provincia, "En ese momento, Catamarca sabrá cuál fue el impacto final de la crisis", analizó.

"Tenemos un plan de eliminación de gastos progresivos, así que se debe esperar hasta fin de año para ver cómo está la Provincia", recordó.

Por otro lado, aseguró que "no existen" recursos para que se pueda otorgar un aumento salarial. "Los recursos no han subido la tasa correspondiente para afrontar este nivel de gastos; por lo tanto se hace necesario mirar con cierta prudencia los reclamos", manifestó.

Comentá la nota