Renault invertirá $ 500 millones en Córdoba

El desembolso es para fabricar un nuevo modelo y modernizar la planta de Santa Isabel durante 2009-2011, según anunció ayer el presidente de la firma, Dominique Maciet.

Con señales de que lo peor de la crisis habría pasado y el "salvavidas" que viene de Brasil para el sector automotriz, Renault anunció ayer la inversión de 500 millones de pesos para Santa Isabel para el período 2009-2011, que se suman a los 500 millones de pesos desembolsados entre 2007-2009. Del monto total, 335 millones de pesos se destinarán al nuevo modelo y los 165 millones restantes a la modernización de la planta industrial y sus medios logísticos, lo que incluye el reemplazo y modernización de maquinaria, integración local de piezas, mejoras edilicias y obras civiles.

Respecto a la nueva unidad, los directivos omitieron mencionar el nombre. No obstante, todo indica que se trataría del Megane 3, proyecto que desde la casa central estudiaban fabricar en Argentina o Brasil, pero la balanza se habría inclinado para Córdoba a raíz de que la capacidad de Curitiba está llegando a su tope. De todas maneras, no se descartan otros proyectos asociados a Nissan. Más allá del modelo, lo cierto es que la fábrica local gana terreno después de haberlo perdido en oportunidades anteriores, como en 2006 cuando se decidió producir en el vecino país el Megane 2.

Lo concreto es que el nuevo vehículo tendrá una alta tasa de integración nacional, para lo cual se desembolsaron 35 millones de pesos en la localización de piezas. Los volúmenes de producción serán 32.000 unidades, de las cuales el 80 por ciento será destinada a la exportación, ya que Santa Isabel fue elegida para abastecer a la región y el resto para el país. Respecto a la composición de los envíos, el 69 por ciento irá a Brasil y el resto a los otros mercados.

El lanzamiento será en setiembre del año próximo y la producción completa, tres meses después para comercializarlo en enero de 2011.

En principio esta inversión no vendrá acompañada por la creación de puestos de trabajo. "En este momento no son necesarios, pero no se descarta la incorporación a futuro", explicaron desde la marca francesa. "Estaríamos felices si podríamos incrementar los trabajadores. El objetivo es mantener los empleos", señaló el presidente de la firma, Dominique Maciet, quien anunció el desembolso a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a la ministra de Producción, Débora Giorgi. En tanto, el jueves próximo lo hará a Juan Schiaretti, al ministro de Industria, Comercio y Trabajo, Roberto Avalle, y demás funcionarios locales. La automotriz francesa goza de los beneficios de los convenios especiales, similares a los establecidos por la Ley de Promoción Industrial, lo cual fue convalidado por la Legislatura.

Santa Isabel produce unas 60.000 unidades al año, un 14 por ciento más que en 2006. En su line up de fabricación se encuentran el Clio, Symbol y Kangoo en sus versiones pasajero y furgón.

Comentá la nota