Renault despidió a 300 contratados

La automotriz dispuso la medida por la crisis internacional; cesantías en la construcción
CORDOBA (De nuestro corresponsal).- La automotriz Renault acordó ayer con el Sindicato de Mecánicos (Smata) filial Córdoba desafectar a la mitad de los 620 trabajadores de los que había decidido desprenderse la semana pasada en su planta de Barrio Santa Isabel, en esta capital. Junto con eso, resolvió suspender las actividades productivas en el establecimiento fabril hoy, mañana y el viernes.

Ambas medidas son consecuencia de los remezones de la crisis internacional, que ha recortado las órdenes de compra que la compañía tenía previsto recibir desde Brasil y México.

El vocero del Smata Córdoba, Leonardo Almada, informó que el secretario general del gremio, Omar Dragún, se reunió ayer al mediodía con el presidente de Renault Argentina, Dominique Maciet, en esta capital y que durante la conversación se logró convenir una medida menos drástica que la que originalmente había hecho trascender la empresa. Esta había comunicado que cesantearía a 100 operarios de la planta permanente y 500 o 520 temporarios, cuya antigüedad en esa condición oscila entre los dos meses y un año.

Renault acordó que se desprenderá de 300 temporarios, para los que dispondrá la ?suspensión del contrato?. La automotriz asume el compromiso de retomarlos en cuanto la situación que determina el achique de la planta de personal se revierta.

Otros conflictos

Quienes queden desafectados percibirán diversos resarcimientos, entre ellos la parte proporcional del aguinaldo y un premio pactado por Renault con el gremio equivalente a 150 horas para diciembre (aproximadamente $ 2250). La información relativa al acuerdo fue confirmada por fuentes oficiales de la empresa.

En la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), su secretario general local, Augusto Varas, dejó asentada su preocupación por rumores que indican que Iveco y Fiat Auto podrían transferir a Brasil algunas producciones que estaban asignadas a sus plantas en Córdoba. Si se confirman, afectarán a las autopartistas en las que la UOM tiene sus afiliados.

Un gremio que viene sintiendo los efectos de un decrecimiento del ritmo de trabajo, la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), admitió que en los últimos tiempos ha perdido 3000 puestos. En este caso la caída de ocupación viene desde el conflicto del Gobierno con el campo.

Comentá la nota