El renacer de los desarmaderos, una luz amarilla por el robo de autos

En menos de cuatro días, se descubrieron cinco desguaces de vehículos en Pilar. Paralelamente, las aseguradoras advierten sobre un aumento de los ilícitos contra el automotor. Situación local del nuevo delito "de moda" en Buenos Aires.
En las últimas semanas, el distrito de Pilar volvió a encontrarse con una proliferación significativa de desarmaderos de automóviles. El fenómeno se dispara casi de manera paralela con advertencias de estadísticas privadas acerca del aumento del robo de automóviles.

Sintonizando con la visión que se tiene en la provincia de Buenos Aires sobre la presencia de desarmaderos en el territorio bonaerense, en el distrito se entiende al crecimiento de los desguaces de autos como una consecuencia directa del incremento del robo de autos, industria delictiva que precisamente alimenta a los "cortes" de vehículos.

Esta semana, la Policía descubrió cuatro establecimientos donde se desarmaban vehículos en Pilar, y los Bomberos terminaron por hallar un quinto lugar de este tipo, casi de casualidad.

Todo, mientras el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) advierte que en el tercer trimestre de 2009 el delito automotor se disparó en el distrito y que, cimentado sobre todo en lo sucedido durante los últimos meses, el año ya lleva un aumento del 43,8 por ciento en el robo de vehículos.

Talleres mecánicos y chapisterías clandestinas, viviendas de familia y hasta plenos descampados en las zonas más inhóspitas. Cualquier lugar es viable para instalar un desguace de vehículos.

En el mediodía de anteayer, los delincuentes prendieron fuego a una Renault 18 rural en un baldío de la calle Los Naranjos, en el barrio Los Grillos, a dos cuadras de la Ruta 8. Por ese incendio, luego se descubrió que en el predio, donde había una construcción precaria, funcionaba un desarmadero. La Policía encontró restos de cuatro autos identificables y al menos otros dos más sin identificar.

Durante el fin de semana, la Brigada de Investigaciones de Pilar cerró tres talleres mecánicos en Del Viso, dos de ellos porque trabajaban con autopartes sin ajustarse a las normas y el restante porque, lisa y llanamente, tenía almacenados motores de autos robados.

También, la comisaría de Pilar dio con un desarmadero de autos en el barrio Morelli, en la calle Rincón casi esquina Zeballos. Hasta allí llegaron persiguiendo a unos delincuentes que habían robado una camioneta 4x4 en la ciudad de Campana, la que llevarían hasta Pilar para desmembrar y luego comercializar sus partes como repuestos.

En la casa particular que fue allanada se encontraron dos automóviles con pedidos de secuestro y piezas de camionetas robadas.

La tendencia se alienta aún más con el informe que difundió el martes el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) del Parque Industrial de Pilar. Éste indica que en los primeros nueve meses de 2009, los robos de automóviles en el distrito crecieron un 43,8 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

Si se tiene en cuenta que durante el primer trimestre del año el robo de autos había aumentado sólo un 14 por ciento según el CESVI, se cae en la conclusión de que la situación delictiva en ese sentido se agravó desde abril en adelante.

Comentá la nota