Remodelaciones en el Centro de Salud 29 de Septiembre

El jueves 3 de septiembre se reinauguró el Centro de Salud 29 de Septiembre del Barrio Santa Brígida. Se refaccionaron y construyeron nuevas salas para la atención de los vecinos.
El esfuerzo de todos.

La tarde del jueves 3 de Septiembre no estuvo solamente marcada por las nubes negras en el cielo. Una luz de esperanza crecía de las sonrisas de un grupo de personas luchadoras que nunca cesaron en su ímpetu solidario. En el Barrio Santa Brígida, más precisamente en el Centro de Salud 29 de Septiembre, situado en la calle Letonia, esquina Verón de Astrada, vecinos, manzaneras, personal de la salita y autoridades municipales se reunieron a celebrar la reinauguración del Centro de Salud.

Rosa Godoy, administrativa del Centro de Salud 29 de Septiembre, comentaba que gracias al Presupuesto Participativo se han construido los consultorios, la salita de espera, la enfermería, el remediario y los pasillos, desde el año pasado. "Se pidieron también terminación de veredas y calles, seguirán con la parte del salón grande y el aislamiento del techo", aseguraba Rosa y concluía afirmando que "para nosotros es un logro, una gran satisfacción por lo que hemos hecho gracias al Presupuesto Participativo". A su vez, Ofelia "Lita" Bertagna, integrante del FOS (Foro Organización y Seguimiento), colaboradora de la Subsecretaría de Presupuesto Participativo, reforzaba que "las veredas ya están listas, se hicieron algunos refugios y lo que más esperan los vecinos es la terminación de las obras de arreglos en la salita, porque es donde funciona una posta sanitaria y concurre mucha gente" y que "en este mes o en octubre se calcula que terminan las refacciones y los cursos en quince días".

Stella Maris Argarañaz, manzanera y Promotora de Salud, expresaba que se sentía "muy contenta por el logro que Rosa tenía desde mi niñez y que ahora logró su objetivo, siempre con mucho esfuerzo y hacia la comunidad, nuestro barrio, con la humildad que hay, es un logro". Además, comentaba que ha "participado con ella en el Presupuesto Participativo y estamos muy contentos de que se logró […] se arreglaron los techos, los baños, la calle, porque acá se inundaba todo, la canchita para los chicos, que ese fue el primer esfuerzo de Rosa hacia los niños de la comunidad". Si bien faltan algunas cosas como "terminar algo del techo y de la cocina", lo que se ha conseguido hasta el momento es más que satisfactorio.

De todas maneras, como explicaba Lita Bertagna, "el Presupuesto Participativo no es solamente hacer obras […] sino que le damos la oportunidad al vecino de que empiece a juntarse con sus vecinos". Es decir, los vecinos son quienes conocen con profundidad las problemáticas y necesidades del barrio y pueden beneficiar al mismo llevando sus inquietudes a los foros del Presupuesto Participativo. Además, se proponen cursos y talleres para los vecinos del distrito. Todo esto demuestra que "el Presupuesto Participativo defiende la democracia participativa con la participación de los vecinos".

La gente, el vecino, que son quiénes conocen íntimamente las necesidades de sus barrios, pueden ser factores claves en el impulso de nuevas obras. Sólo ellos saben cuáles son sus necesidades primordiales. Como decía Ofelia Bertagna, "venimos con el apoyo del Intendente Joaquín de la Torre, quien decidió aumentar del 5 al 7%; es histórico en la Provincia de Buenos Aires, porque ningún Presupuesto Participativo de la otra localidad tiene tanto porcentaje, donde el vecino puede decidir qué hacer con ese dinero que es dinero del municipio". Esto es a lo que apunta el municipio de San Miguel con el Presupuesto Participativo: a que la gente decida.

Comentá la nota