Remises ilegales

Se está realizando hace 40 días un operativo de erradicación de remises ilegales en San Miguel, con el fin de proporcionar a sus dueños las condiciones legales para el correcto desempeño de su labor.
Remis, nunca taxi.

Hace algunos meses era casi una costumbre observar o, inclusive, utilizar algún remis que esperaba en la vía pública mientras su conductor gritaba a viva voz el destino del mismo. Esto se había convertido en una oferta más al saturado mercado del transporte público. Era una alternativa barata y rápida, pero el único inconveniente radicaba en la legalidad de la misma. Sin embargo, hoy en día ya son pocos los que se ven en la calle. Esto se debe a que desde hace aproximadamente 40 días, se está llevando adelante un operativo de erradicación de remises ilegales en los diferentes barrios del distrito.

Teniendo en cuenta que quienes ofrecen este servicio son personas que simplemente quieren trabajar, el Secretario de Gobierno Alfonso Coll Areco aclaraba que "no fue un operativo en contra de los remises ilegales, pero sí fue para que dejen de ser ilegales". Con esto quiere decir que el objetivo no es excluirlos ni quitarles su modus vivendi, sino incluirlos al sistema laboral regularizando su situación.

"Cuando hicimos el primer estudio había 60 remises más o menos, sólo de Mariló, y 20 remises en Obligado y unos 20 remises más en Muñiz […] son prácticamente 5000 personas por día usan ese transporte público", comentaba Coll Areco. El plan de erradicación de los remises ilegales se dividió en dos partes: la primera, luego de intimar a la línea 740 a que cumpliera el recorrido, y obteniendo una respuesta negativa, se le dio la oportunidad a la línea 371, que es la que actualmente circula desde Barrufaldi a la estación y tiene una frecuencia muy alta. Según el testimonio del Secretario de Gobierno en esa zona quedan solamente 6 remises ilegales. La segunda parte consistió en el secuestro de vehículos que no cumplieran la reglamentación. Este fue, por ejemplo, el caso de Mariló donde "la primer semana secuestramos 16 autos. Después nos juntamos con los dueños de las agencias de remises que son tres y acordamos con ellos los siguientes requisitos: todos los autos tienen que tener VTV, registro para conducir remis, seguro de remis y otros requisitos más", comentaba Coll Areco. Sin embargo, el operativo dejó como estadística que "si tuviéramos que contar el 100% de los papeles necesarios, solamente el 5% de los remises lo cumplía, al 95% le faltaba algún papel", comentaba.

El operativo contó con la participación de múltiples áreas municipales, "se trabajó desde Legales estudiando cuál era la mejor forma de conseguir una línea de colectivo que supliera el trabajo, eso después fue al Concejo Deliberante que aprobó lo actuado por nosotros y nos solicitó que llamásemos a licitación, después intervino gente de Control y Ordenamiento Urbano que estudió todos los recorridos que hacían los remises ilegales, gente de Seguridad con las cuales hacíamos las reuniones y secuestrábamos los autos que estaban en forma ilegal, y la parte de Gobierno que soy yo que estaba al mando del operativo", explicaba Alfonso Coll Areco.

En el caso que los vehículos cuenten con la mencionada documentación el municipio les permitirá circular, mientras que en la medida en que no presenten esos requisitos se le va a secuestrar el auto. Según el Secretario, "la gente sigue viendo que hay remises pero no sabe que a ese remis lo terminaron habilitando" y añadía que "este problema no se va a solucionar en un operativo de 40 días, yo creo que se va a resolver en un año o un poquito menos tal vez".

"Si bien es cierto que están al margen de la ley, es gente que está trabajando, no gente que salió a robar, con lo cual lo que nosotros tenemos que hacer es ayudarlos y darles herramientas para que se puedan insertar en el mercado laboral" afirmaba el Secretario de Gobierno y agregaba que "en algunos casos hemos ofrecido que el municipio actuase como mediador para generar microcréditos y que los que tienen modelos muy viejos pudieran acceder a un modelo mejor".

Sin ser un atentado a las búsquedas de alternativas laborales, el operativo pretende regularizar la situación e insertar al mercado a todos de manera igualitaria. La posibilidad de trabajar dentro de los parámetros que enmarca la ley hace que esta sociedad sea más justa.

Comentá la nota