Remiseros prefieren perder dinero que trabajar a la salida de los boliches

Si bien no brindaron porcentajes, afirman que muchos choferes quieren cuidar sus herramientas de trabajo antes que arriesgarse a chocar. En Villa María la situación es distinta. Duras críticas a los controles de tránsito
El accidente ocurrido a la salida de un boliche bailable en Villa Nueva volvió a poner en consideración de la población las problemáticas generadas a partir de la ingesta de alcohol de los jóvenes, tanto en las confiterías como en la previa a la salida de los sábados a la noche.

En este sentido, se conoció que muchos remiseros y taxistas villanovenses prefieren evitar trabajar durante los sábados a la noche para tratar de prevenir accidentes, o bien directamente no se acercan a la zona de los boliches.

Así lo indicaron choferes y propietarios de empresas de vehículos de alquiler de Villa Nueva.

En Villa María la situación es distinta y según se informó, si bien muchos permisionarios retiran los coches para evitar accidentes, durante las noches de los fines de semana hay más autos en la calle que en el resto de los días.

"Se cuidan las herramientas de trabajo"

Consultados por este medio, los dueños de las empresas de taxis y remises villanovenses indicaron que, si bien los porcentajes varían mucho, alrededor del 30 por ciento de los propietarios de los vehículos prefiere guardarlos durante la madrugada del sábado y del domingo, principalmente, para cuidarlos por más que sean las jornadas cuando mayores recaudaciones se tengan.

Juan Sasia, propietario de los "Radio Taxis" de Villa Nueva, dio su opinión sobre este tema y si bien dijo desconocer la cantidad de taxistas que optan por no trabajar, comentó que los que siguen arriba lo hacen por necesidad.

"La realidad nos dice que las noches de los fines de semana es cuando más se trabaja y es por eso que muchos prefieren salir a la calle. En mi caso por ejemplo que tengo cuatro autos, los tengo que sacar", comentó.

Igualmente Sasia reconoció que varios de los dueños de los autos que pertenecen a la empresa están trabajando sólo hasta la medianoche de los viernes y sábado, y luego los paran hasta la mañana del sábado y del domingo, respectivamente, una vez que el movimiento de los jóvenes que salen de los boliches se detuvo.

También habló Gustavo Nebreda, propietario de la empresa de remises "Villa Nueva". El titular de los remises "rojos" consideró que la decisión de trabajar, o no, los fines de semana, es algo exclusivo de los dueños de los vehículos.

"Igualmente, lo que ve uno desde la remisería es que cuando se produce la salida de los boliches hay muchos de los choferes que prefieren no ir", aseguró.

Nebreda insistió en que "aunque recauden menos, sacan mayoritariamente los viajes que son dados por teléfono desde la central".

"Hay muchos riesgos con el tema de la velocidad, del alcohol, y eso es algo que no se puede negar, es totalmente cierto y en algunas zonas es muy peligroso por este tema y también por el difícil acceso de algunas confiterías", explicó el empresario remisero villanovense.

"Afortunadamente -expresó- no hemos tenido muchos accidentes y lo que hacen los remiseros es trabajar a conciencia, porque saben que están poniendo en riesgo su vehículo que en definitiva es el acceso y la posibilidad que tienen ellos de subsistir".

Nebreda explicó que "por como está la cosa hoy, no da la utilidad como para tener el auto parado y se dan cuenta que si un auto choca tiene que estar 15 ó 20 días sin trabajar y cuesta mucho tener el vehículo parado y repararlo, entonces el propietario lo cuida de una manera muy especial".

En Villa María, en cambio, esa situación no se repite.

Daniel Vidal, secretario General del gremio de choferes de taxis y remises, indicó que si bien hay varios permisionarios que prefieren guardar sus autos, durante los fines de semana es cuando mayor cantidad de automóviles hay en la calle trabajando.

"Es muy difícil con los chicos y principalmente con las motos, pero no a la salida de los boliches sino antes de que ingresen", sostuvo.

Vidal señaló que "nosotros esperamos el fin de semana para trabajar y no nos vamos a bajar; si nos llegamos a bajar el fin de semana a la noche no vamos a trabajar nada".

Los controles bajo la lupa

Los controles de tránsito fueron las principales críticas que hicieron los titulares de las empresas.

Siasia dijo que uno de los problemas es que los chicos salen de los predios de los boliches y se suben a la ruta, algo muy riesgoso para ellos y para los remiseros, algo a lo que también se refirió Nebreda: "En un horario pico salen todos juntos y quieren tomar todos el mismo remis y es imposible".

Carlos Oliva, de "Donald Villa Nueva", hizo especial hincapié en este tema y afirmó que en caso de mejorarse esa cuestión se evitarían los accidentes de tránsito.

"En Villa María solamente están atentos a que nosotros no levantemos algo que en Villa Nueva no pasa", afirmó.

Oliva cerró diciendo que "está mal organizado el tránsito, si se lo cortara a 500 metros del boliche y se controlara a los que salen, se solucionaría todo, pero nadie lo hace. Si hubiera más controles se solucionarían estas cuestiones".

Comentá la nota