Remiseros se oponen a pagar canon para acceder a la terminal

Remiseros se oponen a pagar canon para acceder a la terminal
Sostienen que los concesionarios del lugar les quieren cobrar por descender a los pasajeros. Podrían impedir el ingreso de ómnibus. Las autoridades desmienten la versión.
Desde el Sindicato de Empleados Conductores de Remises denunciaron que el concesionario de la nueva terminal de ómnibus les prohibió el ingreso al predio aduciendo que para trabajar en el sector deberían abonar un canon "por ser un servicio de índole privada". "Por supuesto que nos negamos a eso porque lo único que hacemos es descender a los pasajeros. Si en las próximas horas no hay respuestas a nuestra demanda adoptaremos medidas de fuerza", advirtió Daniel Merlo, titular del gremio de remiseros.

Entre las acciones para repudiar la "imposición" de los empresarios que regentean la nueva terminal, se encuentra la de paralizar el ingreso y egreso de los micros de larga distancia en plena temporada. Si bien el referente de los remiseros sostuvo que la medida sólo se adoptaría en caso de que los concesionarios no den marcha atrás con la resolución "arbitraria", aclaró que su adopción dependerá del tiempo que demoren en tomar una determinación al respecto.

"No podemos dejar a los pasajeros a 50 o 100 metros de la estación por una decisión arbitraria de los empresarios. Hace tres días borraron de los carteles de ingreso de taxis y remises, la palabra remis. De un día para el otro", se quejó el secretario general del gremio.

Según explicó, el eje del conflicto radica en las intenciones que tendría el concesionario de cobrarles a los remiseros un canon por la circulación dentro de la terminal. El argumento que esgrimieron -comentó Merlo- fue que se trata de un servicio de índole privada por lo que deberían, por tanto, abonar ese impuesto. "No corresponde porque estamos hablando de un espacio público", entendió Merlo, que dijo esperar una respuesta también de las autoridades municipales, a quienes les presentaron su queja.

"Hoy (por ayer) participaremos de una reunión con los concejales de la Comisión de Transporte y veremos qué surge de allí. Pero mientras tanto esperaremos a conocer qué decide (Néstor) Otero", indicó, en referencia a la postura que adopte el concesionario de la estación.

Por lo pronto, los remiseros aguardarán por una convocatoria al diálogo. "Si en las próximas horas eso no sucede, deberemos tomar medidas de fuerza porque no podemos permitir que atenten contra nuestro trabajo", concluyó Merlo.

POSTURA EMPRESARIAL

"Por ahora pueden trabajar sin problemas. A partir del lunes comenzaremos a determinar qué empresas tendrán derecho a prestar servicio dentro de la estación y cuáles no", informó una fuente cercana al concesionario Néstor Otero, consultada por este medio.

A diferencia de los dichos de Merlo, el vocero sostuvo que en los últimos días hubo inconvenientes con la circulación de taxis y remises dentro de la terminal porque el temporal produjo algunos destrozos que debieron ser reparados y requirieron de la no circulación de vehículos por el sector. "Del cartel no se borró la palabra remis. El cartel quedó en el piso", aseguró.

"La semana que viene se determinará, luego de algunas reuniones, la forma de implementación del sistema de remis, tal como sucede en Retiro", dijo y comparó el allegado a Otero. Según comentó, la medida alcanzaría, no a los que llegan a la terminal para dejar un pasajero, sino a los que pretendan levantarlos dentro de la estación, una vez que desciendan de los micros.

Comentá la nota